Zapatero y Rajoy acuerdan cambios en el sistema financiero

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, han alcanzado dos acuerdos por los que agilizarán la reestructuración del sector e impulsarán la reforma de la ley de cajas de ahorros en un plazo de tres meses, todo ello con la finalidad de impulsar el crédito a las empresas y familias.

   Según anunció el presidente del PP al término de la reunión que mantuvo esta mañana con Zapatero en La Moncloa, el objetivo es que la reestructuración financiera finalice antes del 30 de junio, fecha hasta la que está en vigor el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

   Rajoy sostuvo que acelerar la reestructuración financiera “es competencia del Banco de España y del Ministerio de Economía”, pero explicó que ha ofrecido su apoyo al presidente del Gobierno para tratar de que esa reorganización culmine antes de que expire la autorización de Bruselas al FROB.

   El líder del PP criticó que sólo se hayan empleado recursos del FROB para tres fusiones. “Todavía hoy está prácticamente sin utilizar”, lamentó Rajoy, para quien ha habido “falta de diligencia” a la hora de tomar medidas en el sector financiero español.

   Además, Zapatero y Rajoy acordaron acometer una reforma de la Ley de Órganos Reguladores de Cajas de Ahorros (Lorca) en un plazo de tres meses en aras de avanzar en la profesionalización de estas entidades y de facilitar su acceso al capital a través de cuotas participativas con derechos políticos.

   Sobre la reforma de la Lorca, Rajoy sostuvo que se ha acordado dotar de un marco jurídico estable a las cajas de ahorros que garantice la independencia de sus órganos de gobierno y la transparencia, para avanzar también en una mayor democratización de sus organismos de decisión.

   “Cada vez hay menos crédito y sin crédito no hay inversión, y sin inversión no hay creación de empleo, y la creación de empleo debe ser el gran objetivo nacional”, dijo el líder ‘popular’, para quien la reestructuración financiera “tendría que haberse hecho ya”.

   Para que el sistema financiero se normalice “se necesita también luchar contra el paro, que se reactive la actividad y reducir el déficit público”, sostuvo Rajoy, que reclamó al Gobierno que actúe con rapidez y se deje “de comentarios”. “Mi posición es la de siempre. No improviso. Llevamos diciendo lo mismo desde hace año y medio”, recalcó.

   Sobre el desplome de la bolsa española sufrido ayer (-5,4%), Rajoy afirmó que tras este “batacazo descomunal” queda patente la necesidad de tomar medidas con rapidez, que el Gobierno, en vez de “echar culpas” gobierne, decida y ejecute. “Menos comentarios y más decisiones”, enfatizó.

CALMAR A LOS MERCADOS.

   Sin embargo, confió en que el acuerdo alcanzado este miércoles permitirá tranquilizar a los mercados, porque ponen de manifiesto que la oposición ofrece ayuda al Gobierno y hay coincidencia en la necesidad de reestructurar el sistema financiero, aunque reiteró que es fundamental avanzar en el control del déficit y la reforma laboral.

   Aunque Rajoy no quiso entrar a valorar la fusión de las cajas gallegas apostó por que la integración de Caixanova y Caixa Galicia se centre en lo económico y obtenga los recursos que requiere del FROB. En este sentido, rechazó que el éxito de la fusión dependa de decisiones personales de los dirigentes de las entidades.

  “Si fracasaran las ayudas del FROB porque un señor quiere estar cinco años mas es un problema muy serio”, dijo al ser preguntado sobre qué piensa de que el presidente de Caixanova vincule el éxito de la fusión a su función futura en el fruto de la integración. “Las razones personales son inaceptables”, recalcó.

   Rajoy sostuvo que es necesario que haya cajas de ahorros más grandes”, porque “con cajas de ahorros pequeñas no se va a ninguna parte”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.