Los contribuyentes de Baleares defraudaron 34 millones de euros en 2009

La Agencia Tributaria de Baleares descubrió en 2009 un intento de fraude de 34 millones de euros por parte de los contribuyentes, de los cuales 20 fueron detectados a través de comprobaciones básicas de las declaraciones, mientras que los 14 millones restantes fueron interceptados mediante inspecciones más detalladas por parte de los técnicos de hacienda, dada la complejidad utilizada para llevar a cabo el fraude.

   Así lo informó a Europa Press la directora de la Agencia Tributaria de Baleares, Maria Antònia Truyols, quien detalló que la mayor parte de los 14 millones de euros de fraude más complejo se correspondía a transmisiones patrimoniales relacionadas con el mercado inmobiliario o con herencias en las que no se había declarado lo que se debía.

   Concretamente, indicó que el 5,6 por ciento de los alrededor de 600 millones de euros recaudados por la Agencia Tributaria de Baleares el pasado año se correspondía con lo que se denomina “deuda descubierta”, es decir, el dinero detectado por los inspectores y que los contribuyentes intentaron no declarar, bien por desconocimiento en algunas ocasiones (gran parte de los 20 millones), o bien con una intención clara (la mayoría de los 14 millones).

   No obstante, Truyols apuntó que cabe la posibilidad de que el fraude en las islas pudo superar el pasado año los 34 millones de euros, debido a que, según aclaró, esta cifra únicamente se corresponde con el dinero que fue detectado por la Agencia Tributaria de Baleares.

   Por ello, y con el claro objetivo de evitar que los contribuyentes de las islas defrauden a Hacienda, informó de que este año, la Agencia Tributaria de Baleares ha creado un grupo de trabajo en coordinación con la Agencia Estatal, con el fin de inspeccionar operaciones de fraude a un “más alto nivel”, sobre todo aquéllas relacionadas con los temas inmobiliarios o con las donaciones.  

“SELECCIÓN DE LOS DEFRAUDADORES”

   “Este convenio de intercambio de información nos va a permitir cruzar datos y detectar de manera más rápida el fraude”, recalcó Truyols, quien indicó que esta vía de colaboración con la Agencia Tributaria Estatal pretende hacer una “buena selección de los contribuyentes para acabar descubriendo aquellos fraudes que merecen la pena desde el punto de vista social y de recaudación”.

   Así, recordó que desde que en 2009 Baleares se convirtiera en la tercera Comunidad en crear una Agencia Tributaria propia, junto a Cataluña y Andalucía, “hemos intentado crear una oficina técnica de selección de contribuyentes”, de cara a tener identificados a los que año tras año se dedican a defraudar grandes cantidades de dinero a Hacienda evitando así inspeccionar de manera general todas las declaraciones que lleguen al departamento de Inspección, sino centrarse en los defraudadores habituales.  

   Por otra parte, Truyols destacó que, actualmente, Baleares es la tercera Comunidad Autónoma en cuanto al índice de “eficacia inspectora”, que elabora anualmente el Ministerio de Economía y Hacienda y que reconoce, según subrayó, el “buen trabajo” que realizaron el pasado año los inspectores de la Agencia Tributaria de las islas a la hora de detectar el fraude por parte de los contribuyentes.

IMPUESTOS GESTIONADOS DESDE BALEARES

   Finalmente, recordó que la Agencia Tributaria de Baleares se encarga de la gestión de los Impuestos de Sucesiones y Donaciones (herencias y donaciones entre particulares); de Transmisiones Patrimoniales (impuesto sobre viviendas usadas) y Actos Jurídicos Documentales (constitución de préstamos, entre otros); la Tasa del Juego y el Canon de Saneamiento de Aguas (único tributo propio de la Comunidad Autónoma).

   Asimismo, apuntó que, a través de convenios con los Ayuntamientos, la Agencia Tributaria del archipiélago, creada el 2 de enero de 2009, y que cuenta con 31 oficinas en Baleares, se encarga de recaudar los impuestos municipales del IBI; Circulación; Actividades Económicas (IAE); Multas de tráfico; las Tasas de basuras y aguas y el Impuesto de Instalaciones, Construcciones y Obras.

   El pasado lunes, 3 de mayo comenzó la campaña de la renta en Baleares, que se prolongará hasta el 30 de junio, y en la que la Agencia Tributaria prevé devolver un total de 278 millones de euros a los contribuyentes, gracias a 359.000 declaraciones que serán negativas, frente a las 103.000 que serán positivas y mediante las cuales el Estado ingresará 196 millones.

   Además, el pasado jueves, 6 de mayo, arrancó en Baleares el Servicio de Renta Ágil, que se prolongará hasta el 30 de junio, y en el que se prevé atender a 50.000 de los aproximadamente 470.000 contribuyentes de Baleares y que pueden concertar cita en el teléfono 901 223 344 o en la página web www.atib.es.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.