Oliver y Almiñana pasan por tercera vez por los juzgados para declarar por el ‘caso Maquillaje’

El titular del Juzgado de Instrucción número 2, Juan Ignacio Lope Sola, ha citado a declarar hoy, por tercera vez en calidad de imputados, al ex administrador de Vídeo U, Miquel Oliver, y a la de Bahía Difusión -empresa fusionada con la anterior productora- dentro del caso Maquillaje, según señalaron fuentes judiciales a Europa Press.

   En concreto, las comparecencias de ambos encausados están previstas para las 10.00 y las 12.00 horas, respectivamente, y en ellas el magistrado prevé interrogarles en torno a la subvención de 280.000 euros que el Consell de Mallorca acordó entre 2005 y 2006 a la Xarxa de Televisions Locals, entidad que aúna a cadenas locales de la isla y otras empresas vinculadas a la productora Vídeo U, por la catalogación del material audiovisual de estas televisiones pese a que ésta, de acuerdo a las investigaciones, nunca se produjo.

   De este modo, Oliver, asistido por el letrado José Ignacio Herrero, y Almiñana, defendida por Juan Luis Matas, deberán deponer nuevamente ante el magistrado en el marco de esta causa que investiga el presunto desvío de fondos públicos desde la Institución Insular a productoras audiovisuales afines a UM, después de que ya lo hiciesen los pasados 15 de enero y 28 de febrero.

   En relación a la subvención que se encuentra bajo la lupa judicial, la directora general de Radiotelevisió de Mallorca, Marisa Goñi, manifestó como testigo que la cantidad “compensaba” la cesión gratuita de los derechos de emisión de las televisiones locales hacia Televisió de Mallorca, que por orden de la Administración debían cerrar. Y en este contexto, uno de los imputados del caso, Bartolomé Sans, atribuyó a Oliver la propuesta de ceder en 2005 los derechos de las televisiones locales para la futura creación del archivo audiovisual.

   Se da la circunstancia de que tanto Oliver como Almiñana, junto al también ex administrador de Vídeo U, Ramon Rullan, se convirtieron en los primeros imputados que procedieron a confesar los hechos investigados en el marco de esta compleja pieza separada del caso Son Oms, de cara a lograr futuras atenuantes.

   Los tres ex directivos responsabilizaron a la ex presidenta del Consell, Maria Antònia Munar, y al ex vicepresidente insular, Miquel Nadal, de adquirir, a través de sus presuntos testaferros Víctor García y Miquel Sard, el 50 por ciento de acciones de Vídeo U, que posteriormente resultaría beneficiada con más de cuatro millones de euros públicos mientras se encontraban al frente del Consell durante la pasada legislatura.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.