Primeros acuerdos de webs con letras de canciones

Durante décadas, las letras de las canciones se han visto relegadas a los librillos internos de los discos sin posibilidad alguna de obtener beneficios de ellas. Con la era digital ha llegado el momento de replantearse el valor de las palabras de los compositores. En 2009 MetroLyrics.com obtuvo cerca de 7,73 millones de euros (10 millones de dólares) de beneficios.

Para los letristas y sus discográficas estas páginas pueden suponer una oportunidad o un problema cuando se intenta que las web paguen ‘royalties’ por el uso de las letras de las canciones.

Cobrar por los derechos de autor de las letras no es tarea fácil, ni para las web que quieren seguir un proceso legal ni para los propietarios de esos derechos. El gran número de compañías discográficas hace muy difícil para las web llegar a acuerdos con cada una de ellas.

Tan complicado puede llegar a ser el proceso que han surgido compañías dedicadas únicamente a recopilar letras de canciones, pagar por sus derechos a sus respectivos propietarios y luego volver a venderlas a páginas que quieran albergarlas sin incurrir en la violación de derechos de autor. Dos nombres destacan en este sector, Gracenote y LyricFind, y las discográficas lo ven con buenos ojos.

“La creación de estos agregadores es un primer paso crucial para encontrar un beneficio en las páginas que ofrecen letras de canciones. La mejor manera de combatir la distribución sin autorización es permitir tanto a los agregadores como a las web que lleguen a acuerdos y construyan sitios que ofrezcan una mejor experiencia para el usuario”, declaró el vicepresidente de Sony/ATV Peter Brodsky al diario ‘New York Times’.

METROLYRICS.COM, UN CASO DE ÉXITO

En el año 2000, Milun Tesovic tenía curiosidad por saber que decían exactamente las letras de sus canciones favoritas. Pero cuando buscaba en la Red las letras obtenía resultados incorrectos, con dudosa calidad o directamente no podía encontrar la canción en que quería. Así, un año más tarde, a los 16 años, comenzó su propio sitio.

Su web, MetroLyrics.com, fue escalando poco a poco la larga cuesta del posicionamiento en buscadores y “casi sin darse cuenta” comenzó a recibir correo de publicistas interesados en comprar espacio para anuncios en su web, fue entonces cuando empezó a ver su ‘hobby’ como “un negocio serio”.

Ahora con 24 años, Tesovic supervisa el funcionamiento de su web y el trabajo de unos cuantos empleados desde una de las afueras de Vancouver. Sus números son buenos: 13,5 millones de usuarios únicos en marzo y cerca de 7,73 millones de euros (10 millones de dólares) de beneficios en 2009.

Tesovic, dijo que siempre había querido utilizar las letras legalmente e incluso se había puesto en contacto con los editores para saber cómo obtener los derechos. Pero no fue hasta 2008, MetroLyrics firmó un acuerdo con Gracenote, cuando las letras ‘legales’ comenzaron a aparecer en su web.

“Es una cuestión de sentirse bien o mal con lo que haces, y yo me sentía mal al no compensar a los autores por su trabajo”, dijo. “Las discográficas saben que cuando estén listas para negociar, nosotros también lo estaremos”, declaró el fundador de MetroLyrics al diario neoyorquino.

En los últimos dos años, la Asociación de Editores de Música de Estados Unidos ha revisado 95 sitios web que incluían letras sin licencia, hasta la fecha, nueve de ellos las obtendrán, mientras que 31 sitios han cerrado.

Lauren Apolito, vicepresidente de desarrollo de negocio en la Agencia Harry Fox, que recopila y distribuye para las discográficas sus licencias de derechos de autor, dijo que en el caso particular de las letras de las canciones que son publicadas en los sitios Web sin permiso, en muchos casos, la violación de derechos se debe más a “la ignorancia que a la malicia”.

Según Brodsky, de Sony/ATV, a medida que las bases de datos de los agregadores se sigan actualizando, la calidad de los sitios web autorizados mejorará. Asimismo, la posibilidad de sacar beneficios de las letras también crecerá cuando las letras sean más frecuentes en aplicaciones móviles y archivos de música interactivos.

“Cada semana crece el beneficio potencial que podemos obtener de las letras de las canciones”, declaró el responsable de Sony. “Los ingresos no son importantes ahora, esto es sólo el comienzo”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.