‘Tyrannybook.com’, el Facebook de los tiranos

A imagen y semejanza de Facebook, pero cambiando su característico azul por un llamativo rojo, así ha diseñado Amnistía Internacional ‘Tyrannybook‘, una red social dedicada a la vigilancia de algunos de los líderes mundiales que atentan contra los derechos humanos.

La iniciativa ha sido desarrollada con la colaboración de ‘Leo Burnett Iberia’ y tiene como objetivo concienciar acerca de las atrocidades que se comenten en todo el mundo, al tiempo que cumple el reto que Amnistía se ha propuesto para 2010: involucrarse más en las redes sociales.

La organización sin ánimo de lucro busca incrementar su presencia en la web 2.0. no sólo con la intención de ganar visibilidad, sino también para facilitar el contacto entre el público y las causas que promueve.

Para servir a este fin ha nacido ‘Tyrannybook’ que, a través de un sistema de seguidores, permite obtener información actualizada en tiempo real sobre las faltas contra los Derechos Humanos cometidas por líderes en todo el mundo.

Así, en esta peculiar red social tienen perfil propio “tiranos” como Radovan Karadzic de Servia o Hu Jintau de China, todos ellos elaborados por Amnistía -que los actualiza constantemente, al tiempo que añade otros nuevos- y que pueden ser “seguidos” y “vigilados” por los usuarios.

Además, los seguidores pueden aliarse entre sí, intercambiando opiniones y discutiendo asuntos de actualidad.

10 PERFILES EN LA PRIMERA FASE

El site, presentado este lunes por Amnistía Internacional, está todavía en su primera fase, por lo que más adelante incorporará nuevas herramientas y funciones.

En esta primera fase, son diez los perfiles de “tiranos” presentes en el site: Robert Mugabe de Zimbabué, Omar Al-Bashir de Sudán, Kim Jong Il de Corea del Norte, Than Shwe de Mianmar, Hu Jintau de China, Mahmoud Ahmadinejad de Irán, Thomas Lubanga Dyilo de la Republica Democrática del Congo, Radovan Karadzic de Servia, Aleksandr Lukashenka de Bielorrusia y Ramzan Akhmadovich Kadyrov de Chechenia.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.