Canon digital: ¿Y ahora qué?

El dictamen de la abogada del Tribunal Europeo de Justicia –negativo respecto al canon digital en España– no es vinculante para la decisión de este organismo, pero, por si acaso, los sectores que han estado implicados en este asunto ya han aportado su opinión respecto al futuro de este gravamen.

No obstante, a la espera de conocer la decisión definitiva del tribunal europeo, cabe recordar que la sentencia de este organismo no tendrá un efecto directo sobre el canon. El tribunal europeo no juzga el gravamen en sí, sino que contesta a una serie de cuestiones de la Audiencia de Barcelona sobre la aplicación de la ley comunitaria en este caso.

En el año 2008, la Audiencia de Barcelona decidió consultar al tribunal europeo sobre la idoneidad de la legislación española relativa al canon. De esta manera, esperaba a pronunciarse sobre el proceso judicial abierto contra el establecimiento comercial Padawan, dedicado a la venta de equipos informáticos y soportes vírgenes.

El plazo estimado para la respuesta del Tribunal Europeo podría ser de varios meses. Por el momento, el Ministerio de Cultura se encuentra a la espera de conocer la resolución final del Tirbunal Europeo, si bien la titular Ángeles González-Sinde ya ha avisado de que será útil para clarificar el régimen de aplicación de la directiva europea sobre derechos de autor.

MÉTODO “SENCILLO” PARA RECLAMAR

En cualquier caso, las asociaciones de internautas y de los consumidores ya se han pronunciado respecto al dictamen y ofrecen nuevas soluciones, como una recaudación “exclusivamente” para productos originales de venta al público, fonogramas y videogramas.

La asociación presidida por Víctor Domingo matiza la importancia de que no suponga un gravamen “para sectores ajenos o consumidores que no consumen sus productos”. Asimismo, solicitan un procedimiento “sencillo, eficaz y rápido” para la resolución de reclamaciones de quienes no estén obligados por ley a pagar.

Por otro lado, diversas entidades de gestión agrupadas en IBAU no mostraron preocupación, a pesar de rechazar la postura de la abogada del TUE. En este sentido, recordaron que la recaudación por copia privada no se vería “afectada”.

Según sus estimaciones, la reproducción de obras protegidas no está siendo abonada a las entidades a tenor de las autoliquidaciones practicadas. Así, en el ejercicio 2009, de 314 millones de unidades DVD vírgenes vendidas en el mercado español, sólo fueron declaradas por los importadores y fabricantes 21,6 millones de unidades, según sus datos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.