Encuentro empresarial concluye que la clave del éxito radica “en estar especializado y al día”

Una veintena de empresarios han asistido a la comida-coloquio organizada por Joves Empresaris de Balears, y que ha contado con la participación de Antoni Bestard, gerente de la empresa Calzados Bestard, S.A. El encuentro ha sido presentado por Irene Llull Vila, presidenta de Joves Empresaris, quien valora este tipo de iniciativas positivamente puesto que sirven para “aprender de la experiencia de empresarios de gran prestigio y a partir de ahí cada uno extrae lo más útil”.

La finalidad de las comidas-tertulias está dando buenos resultados, destaca Irene, y se trata de “un encuentro dinámico, que tiene lugar en un entorno informal, y que contempla la experiencia humana y profesional”, comenta Irene. Por otro lado, desde Joves Empresaris se quiere potenciar la zona de Es Raiguer donde “hay gente muy válida”, añade.

Entre los asistentes se encontraban profesionales del mundo de hotelería, transporte, telecomunicaciones, certificados de calidad, etcétera. Cada uno ha presentado su trayectoria empresarial, cómo iniciaron en el mercado laboral y cuál es su posicionamiento actual, etcétera.

Antoni Bestard, gerente de la empresa Bestard, S.A. ha compartido con los asistentes la trayectoria empresarial de la fábrica de botas de montaña familiar que representa. “En setenta años la fábrica ha abierto cada día, de hecho estamos en pleno rendimiento”, asegura. En tiempos de crisis económica la empresa experimentó el pasado año un crecimiento del 6% y para el presente esperan registrar un 15%. La clave del éxito radica, ha dicho, “en estar especializado y al día de lo que ocurre en tu sector”.

Para Antoni Bestard, “los empresarios han de tener más tiempo para pensar y dialogar”. En el transcurso de la comida-coloquio, el gerente de la empresa Bestard ha explicado a los asistentes cuál ha sido la historia del calzado en Mallorca y concretamente en la zona de Es Raiguer, cómo su empresa se implantó y fue creciendo en la isla, las dificultades que han atravesado, los competidores que han tenido, y los secretos de su empresa. “Siempre ha sido muy complicado fabricar calzado en Mallorca y los gastos de transporte fijo han sido y son muy elevados”, destaca, pero Antonio defiende como empresario con una gran experiencia que la “calidad en los productos y especializarse para un cliente final” son piezas clave en cualquier empresa.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.