La nube volcánica reduce un 16% el tráfico de pasajeros en el Aeropuerto de Palma

La nube de ceniza volcánica procedente del volcán islandés ha reducido en un 1,3 millones el número de pasajeros en el Aeropuerto de Palma de Mallorca durante el pasado mes de abril, lo que significa una reducción del 16 por ciento, según informó hoy Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena).

Por su parte, el aeropuerto de Eivissa recibió un total de 200.303 pasajeros, lo que supone un aumento del 8 por ciento. Menorca, en cambio, tuvo un total de 101.290 pasajeros, un 5,9 por ciento más que el año anterior.

En cuanto al número de operaciones, el aeropuerto de Palma contabilizó un total de 12.996, un 8 por ciento menos; el de Eivissa registró 3.188, un 8,1 por ciento más; y por último el de Menorca también registró una caída de las operaciones (-8%), hasta 1.670.

En relación a las mercancías transportadas, Son Sant Joan transportó 1,3 kilos de mercancías, lo que supone un aumento del 3,4%, en el caso de Eivissa la carga transportada cayó un 3,9%, con 201.035, y por último, el aeropuerto de Menorca, con 157.133 kilos, lo que supone un 10,6% menos.

CONJUNTO DEL PAÍS

Los aeropuertos españoles recibieron 52,2 millones de pasajeros en los cuatro primeros meses del año, lo que supone un descenso del 0,5% con respecto al mismo periodo del año anterior, tras haber registrado en abril un retroceso del 8,6% en los pasajeros, hasta 14,4 millones, debido a los efectos de la nube volcánica, según cifras proporcionadas por Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

Las operaciones de los cuatro primeros meses registraron un descenso del 5,2%, hasta 629.072, aunque el tráfico de mercancías prosiguió por la senda ascendente a pesar de la crisis de la ceniza y alcanzó las 210.795 toneladas, lo que representa una mejora del 24,9%.

Durante el mes de abril, las operaciones descendieron un 5%, hasta 173.474 debido a la nube de ceniza procedente del volcán islandés, que afectó en abril a numerosos aeropuertos europeos y amplias zonas de espacio aéreo de la UE.

El tráfico de carga, no obstante, siguió su tendencia de recuperación y alcanzó un avance mensual del 39,9%, hasta 57.648 toneladas.

Del total de 14,4 millones de pasajeros que utilizaron los aeropuertos de AENA en abril, 14,3 correspondieron a vuelos comerciales (-8,6%), y de ellos, 8 millones fueron de vuelos internacionales (-12,4%) y 6,2 millones nacionales (-3,4%).

En abril, Madrid-Barajas fue el aeropuerto con más viajeros (3,9 millones, un 6,9% menos), seguido por Barcelona con 2,2 millones (-6,8%), Palma de Mallorca con 1,3 millones (-16,2%), Málaga con 896.558 (-12,6%), Gran Canaria con 713.714 (-12,5%) y Alicante con 704.224 (-6,8%).

En cuanto a las operaciones, se registraron en abril un total de 173.474 operaciones (un 5% menos). De estos, 145.250 son vuelos comerciales (-4,9%) y de ellos 67.756 fueron internacionales (-8%) y 77.494 nacionales (-2%).

Por aeropuertos, Madrid-Barajas sigue siendo el que más vuelos operó con 35.266 (-4,3%), seguido de Barcelona con 22.205 vuelos (-7,8%), Palma de Mallorca con 12.996 (-8%), Málaga con 8.501 operaciones (-5%), Gran Canaria con 8.344 movimientos (-4,6%) y Valencia con 6.623 vuelos (-7,9%).

SIGUE SUBIENDO LA CARGA, UN 39,3% MÁS

En cuanto al volumen de carga, se transportaron 57.648 toneladas de mercancías, un 39,3% más. La carga internacional sumó un total de 45.982 toneladas (un 56,5% más) y la nacional ascendió a 11.666 toneladas (un 2,9% menos).

Con motivo de los efectos de la nube de cenizas del volcán islandés los cuatro aeropuertos que transportan mayor cantidad de mercancías (Madrid-Barajas, Barcelona, Zaragoza y Vitoria) registraron 111 vuelos adicionales de carga.

El aeropuerto de Madrid-Barajas registró en abril un total de 31.110 toneladas de mercancías (un 44,9% más ), Barcelona 11.006 toneladas (64,7% más), Zaragoza 4.183 toneladas (61,1% más), Vitoria 3.079 toneladas (47,4%), Gran Canaria 1.873 toneladas (-4,3%) y Palma de Mallorca 1.383 toneladas (3,4%).

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.