El Ibex se deja un 6,64%, el mayor descenso desde octubre de 2008

El parqué madrileño se anotó este viernes al cierre de la sesión la mayor caída desde octubre de 2008, al ceder un 6,64%, lo que situó al Ibex 35 en el nivel de los 9.314,7 puntos, arrastrado de nuevo por la incertidumbre y el miedo ante la situación de Grecia y sus consecuencias en la Europa, y tras conocerse que el Banco Central Europeo (BCE) podría haber dejado de comprar deuda de España e Italia.

   El selectivo continúa sin recuperar la senda alcista y en los dos últimos días ha perdido casi todo lo ganado el pasado lunes (14,4%).

   Los valores más afectados por las caídas fue de nuevo el sector de la banca, cuyos descensos lideró Banco Santander (-8,98%), seguido de Banco Popular (-8,60%), BBVA (-7,58%), Bankinter (-6,46%), Banesto (-5,25%) y Banco Sabadell (-4,21%). Asimismo, Abengoa perdió un 9,53%, mientras que Iberdrola cedió un 6,69%, Repsol YPF, un 6,11% y Telefónica, un 5,53%.

   El Ibex, que cotizó durante toda el día en negativo, pronunció sus descensos tras la apertura bajista de Wall Street. Los analistas consultados por Europa Press aseguran que el Ibex descendió hoy presionado por la aparición de noticias y rumores, que debilitan aún más la confianza en la recuperación económica y en los mercados.

   Además, el consejero delegado de Deutsche Bank, Josef Ackermann, puso en duda hoy la capacidad de Grecia para hacer frente a sus obligaciones de pago a pesar del paquete de ayudas de 110.000 millones de euros, aunque señaló que España e Italia serán capaces de cumplir sus compromisos, mientras que Portugal tendrá una situación “más difícil”.

   Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) señaló que hoy que muchos países deben hacer frente actualmente a altos niveles de necesidades de financiación, lo que les convierte además en especialmente sensibles a las presiones de los mercados. En concreto, las necesidades brutas de financiación de muchas economías avanzadas superarán el 20% del PIB en 2010, incluida España, cuya su necesidad de financiación alcanzará el 20,7% del PIB.

   No obstante, los analistas consultados por Europa Press otorgaron hoy poca credibilidad a la información sobre el cambio de estrategia del BCE en la compra de bonos españoles e italianos, ya que explican que, de lo contrario, las medidas adoptadas por la UE y el FMI el pasado fin de semana “no habrían servido para nada”.

   En este sentido, señalan que si realmente existe alguna noticia sobre esta cuestión podría ser que la institución esté comprando menos deuda de la prevista, pero rechazan la idea de que deje de comprar, porque esto afectaría a la situación económica de Europa.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.