Iberia reduce sus pérdidas un 44%

Iberia redujo sus pérdidas un 44% en el primer trimestre del año, hasta 52 millones de euros, frente a los 92,6 millones de euros contabilizados un año antes, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El beneficio de explotación antes de impuestos, intereses, amortizaciones y alquileres de flota (Ebitdar) se situó en 47,2 millones de euros, frente a un resultado negativo de 7,2 millones de euros registrado en el mismo periodo del año anterior.

Los ingresos de la compañía alcanzaron los 1.049,3 millones de euros, lo que representa una caída del 4,4% con respecto a los tres primeros meses de 2009, cuando facturó 1.098 millones de euros, en menor proporción que la oferta, que se redujo un 6,6%.

No obstante, la disminución de los ingresos de pasaje procedente de los billetes se limitó al 3,1%, gracias a la recuperación de la demanda, que si bien se recortó un 1,2%, permitió elevar el coeficiente de ocupación en 4,4% puntos porcentuales, hasta el 80,8%. El tráfico de negocios también se restableció gradualmente en largo y medio radio internacional, donde la evolución durante el primer trimestre fue mejor que en los vuelos domésticos.

Entre enero y marzo, los gastos de explotación se redujeron un 9,7%, hasta 1.124,7 millones de euros. La mitad de esta reducción corresponde al coste del combustible, mientras que el resto se logró gracias a los ajustes de capacidad y a las medidas de contención de gastos aplicados.

La aerolínea presidida por Antonio Vázquez situó su facturación neta en 1.004 millones de euros, un 4,3% menos que el importe neto de cifra de negocios registrado en el primer trimestre de 2009. Por su parte, el total de ingresos de las operaciones del grupo –incluidos los ingresos por ventas de activos– se apuntaron una caída del 3,6%, hasta situarse en los 1.059,3 millones.

Iberia señala que a 31 de marzo mantiene “sólida” su posición patrimonial en 1.587,8 millones de euros y ha incrementado su saldo disponible en un 5,8% hasta 2.030,5 millones de euros, después de reducir su endeudamiento neto ajustado en un 13,7%.

Concretamente, la mayor parte de los ingresos, 789,2 millones de euros, correspondió a los generados por transporte de pasajeros, que se redujeron un 5,3%, y los ingresos de carga que alcanzaron los 64,4 millones de euros, un 7,3% más respecto al mismo periodo del año anterior, gracias al fuerte aumento del volumen de tráfico en este segmento (+34,5%). No obstante, y a pesar de la recuperación gradual de los precios desde septiembre de 2009, el ingreso medio por tonelada transportada fue negativo y cayó un 16,5% hasta marzo, en parte por la depreciación del dólar.

En el resto de los ingresos, destaca el descenso de la facturación por servicios de asistencia técnica a compañías aéreas, con una detrimento del 5,6%.

Por el contrario, los ingresos por el negocio de ‘handling’ –asistencia en tierra a aviones– no variaron y se situaron en 54,2 millones de euros, al mantenerse prácticamente estable el volumen de servicios a terceras compañías con un ingreso unitario similar al del mismo periodo de 2009.

Como consecuencia de su participación en asociadas, Iberia registró un saldo negativo de 2,8 millones de euros en el primer trimestre debido a las pérdidas de Vueling, compañía de la que controla el 45,85% desde julio de 2009.

EL GASTO POR COMBUSTIBLE DESCIENDE UN 21%.

Los gastos de la compañía se redujeron un 9,5% en el primer trimestre hasta los 1.127,5 millones de euros, frente a los 1.245,7 millones del mismo periodo del año anterior.

El combustible para los aviones se llevó una partida de 228,4 millones de euros, un 21% menos con respecto a la destinada en el mismo trimestre de 2009, debido al descenso del precio medio después de coberturas de este año con relación a las anteriormente contratadas, lo que supuso una reducción del 18,5% en el gasto, y a un menor consumo. El número de aviones operados fue un 9,5% menor, aunque el uso de la flota aumentó un 4,1%.

El coste unitario de explotación se redujo un 3,3% y, excluido el combustible, se redujo un 3,3%, mientras que el coste de personal se contrajo un 3,8%, gracias a la reducción de la plantilla en un 5,2%.

Iberia, que ultima su fusión con British Airways, aerolínea con la que suscribió el contrato definitivo de su fusión el pasado 8 de abril, informó de que en este momento desarrolla y concreta los términos de la operación, siguiendo las líneas establecidas en el acuerdo vinculante firmado en noviembre de 2009.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.