Blanco denuncia la “hipocresía” del PP

El ministro de Fomento, José Blanco, denunció este sábado la “irresponsabilidad” e “hipocresía” del Partido Popular al pedir al Gobierno medidas “difíciles” para asegurar la recuperación económica y atajar el déficit, para después criticarlas una vez que el Gobierno las presenta.

En una entrevista concedida al programa ‘La Noria’ de Telecinco, Blanco criticó la “doble moral” de los que no ayudan “cuando es necesario”, y acusó al Partido Popular de estar “obsesionado con dañar al Gobierno” y mantener una actitud que “daña los intereses de España”.

“La responsabilidad de gobernante es tomar medidas”, señaló, tras recordar, sin embargo, que “a nadie le gusta” tomar este tipo iniciativas y admitir que al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le “costó mucho” hacerlo.

El titular de la Cartera de Fomento aseguró que el líder ‘popular’, Mariano Rajoy, tuvo la oportunidad de actuar de forma “responsable”, de ofrecer una “alternativa política seria” y de estar a la altura de otros gobernantes europeos que sí han apoyado a sus gobiernos.

“Pero probablemente no esté pensando en españoles”, subrayó, tras considerar que “no le importa nada” aquellos que cobran la pensión mínima, o los que están trabajando en un Ministerio ofreciendo seguridad al resto de los españoles. “Sólo cree en las elecciones”, añadió.

De hecho, afirmó que, esta misma mañana, Rajoy le preguntó por qué tomaban medidas de este tipo si van a suponer una pérdida de votos para el Partido Socialista. “Le he dicho que porque pensamos en España”, señaló Blanco, tras insistir en que la austeridad de hoy será el bienestar de mañana.

Por todo, consideró que cuando los ciudadanos tengan que juzgar con sus votos a Zapatero y Rajoy, agradecerán el valor del presidente para llevar a cabo unas medidas “tan duras” y serán capaces de ver el comportamiento “irresponsable” de la oposición. “Formo parte de un proyecto político que lidera Zapatero y que va a seguir liderando”, añadió.

En cuanto a la rebaja de los salarios de los funcionarios, Blanco consideró que los trabajadores del sector público tienen que entender que deben hacer un “sacrificio” similar al que han hecho muchos trabajadores del sector privado, que han visto cómo se han reducido sus salarios para garantizar la viabilidad de sus empresas.

VE “LÓGICO” EL ESFUERZO DE FUNCIONARIOS.

“Estamos pidiendo un esfuerzo colectivo”, explicó, tras considerar “lógico” que el que tiene puesto asegurado pueda contribuir en alguna medida. Además, recordó que el recorte es progresivo, ya que un funcionario con un sueldo de unos 1.200 euros cobrará a partir de junio 36 euros menos al mes, mientras que uno que cobre 3.000 euros percibirá 220 euros menos.

A su parecer, las medidas eran “inevitables” para reducir el déficit porque en un momento “difícil” es necesario “apretarse el cinturón”, igual que muchas familias españolas lo han tenido que hacer en algún episodio de su vida. “Significa un esfuerzo y un sacrificio colectivo”, añadió.

Además, son similares a las de otros países, responden a la exigencia europea de agilizar la reducción del déficit, y han recibido el visto bueno de el Fondo Monetario Internacional (FMI), la OCDE e incluso el presidente de EE.UU., Barak Obama.

NO DESCARTA NUEVAS MEDIDAS.

Preguntado por una eventual subida de impuestos, Blanco insistió una vez más en que el Gobierno “no descarta nada”, aunque explicó que las medidas habrá que tomarlas “cuando toque” y que los ciudadanos deben saber “con toda claridad” que los que más tienen son los que tiene que contribuir con un “esfuerzo adicional”. “El Gobierno no abandonará esa máxima”, indicó, tras asegurar que, en estos momentos, “no hay una propuesta encima de la mesa.

Finalmente, el representante de Fomento defendió la labor del Gobierno socialista y aseguró que, a pesar del recorte, el gasto social seguirá siendo “mucho mayor” que cuando gobernaba el PP. “¿Cómo se puede decir que le damos un tirón de orejas a la política social?”, se preguntó.

COMPARTIR

2 Comentarios

  1. Cuando los trabajadores miramos en el tiempo los derechos adquiridos a base de mucho esfuerzo, salud e incluso la propia vida, no dejamos de mirar como referente a la función pública, una realidad a la que todo el mundo aspira cuando el estado permite su acceso. Aunque los que no lo consiguen se envuelvan de frustración, no dejan de intentarlo una y otra vez hasta que lo consiguen. Ciertamente lo hay que dicho horizonte les parece tan inalcanzable que se despachan a gusto entre críticas y cinismos no exentos también de frustración. Pero lo cierto es que los logros laborales públicos son un acicate de lucha para todos los trabajadores de la empresa privada, sujetos en su mayoría a situaciones laborales verdaderamente denigrantes y de continuo expolio de derechos laborales, que se ven encerrados en su mayoría por convenios obsoletos que en el mejor de los casos roza lo más elemental del Estatuto de los Trabajadores y poco más. Ningún logro, ninguna ventaja, ningún reconocimiento, ninguna justicia ética es lo que muchos gremios reflejan en la actualidad y por el cual la gran masa obrera de nuestro país se ve abocada a un callejón sin salida, acercándonos cada día más al esclavismo de los decretazos empresariales y también gubernamentales del Estado. Todo lo logrado por los trabajadores hasta el momento es susceptible de ser convalidado si con ello peligra la estabilidad de los poderosos y el Estado; gobierne el que gobierne es el encargado de velar por los intereses de los mismos, aunque para ello tenga que cambiar radicalmente su discurso, su programa, su mensaje social y con ello los derechos inherentes de la propia Constitución, si para algo sirve en este país. Se ha perdido el norte del verdadero progreso humano, el que debía hacer a los hombres más libres, más justos, más humanos y en ese desequilibrio de fuerzas nos encontramos, como en la selva, donde los diferentes animales de pasto, se encuentran a merced de los depredadores. El problema es que esos animales de pasto han perdido tanto su orientación que muchos de ellos ya han empezado a actuar como si también fueran depredadores con sus propios congéneres. No perder el horizonte del origen sería reclamar que los derechos conseguidos sean del alcance de todos, no reclamar que lo conseguido, se tire por el retrete simplemente por envidias, por engaños, y por manipulación de los que gobiernan a la sombra de los partidos políticos, tengan el color que tengan. Y eso no lo deberíamos permitir jamás.

  2. que caso le vamos a hacer a un grupo de ieptos encabezados por ZP. Y ahora sale el maximo exponente de la cultura del grupo el peon Pepinyo para dar leciones de nada.
    Por ineptos, mentirosos, y por incumplidores del programa electoral elecciones anticipadas ya y cambio de gobierno.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.