CC.OO de Baleares, en contra del ‘Plan Zapatero’: “Creará más desocupación”

La secretaria general de CCOO en Baleares, Katiana Vicens, reiteró hoy que el plan de ajuste aprobado ayer por el Consejo de Ministros con el fin de reducir el déficit “lo único que creará” es “más desocupación y más desigualdad social”.

   Según Vicens, un recorte de estas características, disminuyendo inversión pública, al tiempo que contempla, por otra parte, una reducción del salario de los funcionarios y la congelación de las pensiones, “dejará de crear muchos lugares de trabajo y de ocupar a muchas personas que ahora mismo trabajan en el sector de la obra pública”.

   La dirigente sindical explicó que a CCOO le “preocupan” los efectos económicos y sobre el mercado de trabajo que tendrá este plan de ajuste, así como “que el propio Gobierno admita que el crecimiento será inferior al previsto”, en referencia al crecimiento esperado para 2011.

   Vicens aseguró que también es preocupante la cantidad de dinero que dejará de circular, sobre todo “en un momento económico tan complicado”, así como “los virajes de las políticas del Partido Socialista a nivel del Estado español”, lo que provocará en conjunto que la capacidad de reactivación económica del país “se vea muy menguada”.

   “En definitiva, este plan de ajuste no es más que el reflejo de que imponen las recetas para salir de la crisis los mismos que nos hicieron entrar en ella”, señaló la líder sindical, que aseguró que el organismo al que representa “tiene propuestas” y “está en disposición de hablar” de un plan de ajuste económico “que sea equilibrado, que sea equitativo y que no cargue sólo sobre los más desfavorecidos”.

   En este sentido, explicó que ante la actual situación económica es “necesaria” una reforma fiscal “en profundidad” y una reforma de los sistemas financieros “porque el crédito debe fluir en las empresas, para que puedan mantenerse y seguir conservando a los trabajadores en su lugar de trabajo”.

   Así, Vicens aseguró que también se deben recuperar figuras impositivas y perseguir el fraude fiscal para poder continuar manteniendo la inversión publica, “tan necesaria en momentos de crisis”, y lamentó que el Gobierno central “haya ignorado absolutamente las demandas sindicales y que no haya retirado este plan que anunciaron la semana pasada”.

   La líder sindical en las islas compareció esta mañana ante la prensa acompañada del secretario general de CCOO en Cataluña, Joan Carles Gallego, y su homólogo en la Generalitat Valenciana, Paco Molina, que se encuentran hoy en Mallorca debido a la jornada de dinamización lingüística que las tres confederaciones organizan conjuntamente y que tienen prevista para mañana, sábado.

   En este marco, el secretario general del sindicato en la Generalitat Valenciana remarcó que la incidencia de la crisis y las medidas aprobadas por el Gobierno “no tendrán el mismo impacto en todos los territorios”, aunque reconoció que dicho impacto será “negativo” en todos ellos “por cuestiones que son comunes” a las tres comunidades de habla catalana.

   Molina explicó que las medidas que el Ejecutivo central pretende adoptar son “tan injustas como ineficaces” y que se manifestarán “absolutamente ineficientes para mejorar económicamente y para tejer más cohesión social”.

ATAJAR EL FRAUDE FISCAL

   En este sentido, el líder sindical valenciano se sumó a las propuestas planteadas por Vicens, insistió en la necesidad de una reforma del mercado laboral y estimó que por cada punto que se consiga reducir el fraude fiscal se podrían recaudar 3.000 millones de euros más, lo que supondría una recaudación total de unos 60.000 millones sólo por este concepto.

   Asimismo, el secretario general de CCOO en la Generalitat Valenciana aseguró que los jóvenes serán “los que más sufrirán la situación mala del mercado de trabajo, de perspectivas, de emancipación y de objetivo de vida porque encontrarán muchas dificultades”.

   Por su parte, su homólogo catalán reiteró que el plan de ajuste del Gobierno es “inútil” porque “atrasará la salida de la crisis” e “injusto” porque “hace pagar sólo a los sectores más débiles”, y no descartó la posibilidad de que sea convocada una huelga general.

   Según Gallego, la salida de la crisis “no pasa por este plan de ajuste”, sino por la reforma de los sistemas financiero y fiscal, a lo que añadió que los recortes “no castigan a los trabajadores públicos, sino al conjunto de la sociedad”, que recibirá, dijo, un servicio público “de peor calidad”.

   El secretario general de CCOO en Cataluña remarcó también que España presenta una presión fiscal “de siete o ocho puntos por debajo de la media de la Unión Europea”, lo que permitiría tomar medidas entorno a la subida de algunos impuestos, como es el caso del de sociedades o los que gravan a las rentas más altas.

COMPARTIR

1 Comentario

  1. El problema productivo español es ya sangrante y los recortes aplicados contra el déficit, al no acompañarse de medidas estructurales, producirán sin duda más desempleo, y ello más déficit.

    Pero la pregunta a responder es ¿Durante cuánto tiempo podrán seguir ignorando el gobierno español y sindicatos la acometida de proyectos industriales productivos capaces de esquivar la depresión económica?

    Uno de estos proyectos es sin duda el llamado PLAN AON, un plan industrial energético con la envergadura suficiente para imprimir un giro al modelo económico español y orientarlo hacia un sistema energético renovable y al que todo el arco político español Y SINDICATOS continúan dando la espalda.

    Ver en google: PLAN AON

    Plan AON, ahorA O Nunca

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.