Cajasur, intervenida por el Banco de España

El Banco de España (BE) ha ordenado la sustitución de los administradores de Cajasur y ha nombrado al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) como administrador provisional de la entidad, una medida adoptada después de que el consejo de administración de Cajasur descartase este viernes su fusión con Unicaja.

  “La Comisión Ejecutiva del Banco de España (BE), en cumplimiento de lo dispuesto en la Ley 26/1988, sobre disciplina e intervención de las entidades de crédito, y en el artículo 7 del Real Decreto-ley 9/2009, sobre reestructuración bancaria y reforzamiento de los recursos propios de las entidades de crédito, ha acordado la sustitución de los administradores de Cajasur y la designación como administrador provisional al FROB”, señaló el BE en un comunicado emitido en la madrugada de este sábado.

   La medida se ha adoptado “como consecuencia de los problemas de viabilidad que presenta la entidad y ante la imposibilidad de culminar el acuerdo de integración con Unicaja”. El objetivo del BE es “garantiza que Cajasur pueda seguir operando con normalidad y cumpla con todas sus obligaciones frente a terceros”, para que depositantes y acreedores “puedan estar totalmente tranquilos”.

   La Comisión Rectora del FROB, en uso de las facultades que le otorga el apartado 2 del artículo 7 del citado Real Decreto-ley, ha acordado suscribir los recursos de capital necesarios para que la caja alcance un coeficiente de solvencia superior al mínimo legal y facilitar una línea de liquidez que le permita cubrir todas sus necesidades.

   El FROB dispone para ello de la amplia capacidad financiera que le otorgó el Real Decreto-ley 9/2009, que estableció una dotación inicial de 9.000 millones de euros, ampliable hasta 10 veces más con financiación externa. “Cajasur representa apenas el 0,6 por ciento de los activos del sistema bancario español, que no va a ver afectada su solidez en absoluto por esta situación”, apostilló el BE en el documento, colgado en la web del regulador bancario.

LA JUNTA DE ANDALUCÍA MANDA UN MENSAJE DE TRANQUILIDAD

   El Gobierno andaluz “lamenta la decisión de Cajasur de rechazar la fusión con Unicaja” y “desea transmitir un mensaje de tranquilidad a los impositores y clientes de Cajasur”, indicó la Junta de Andalucía en un comunicado emitido tras el anuncio del BE.

   La intervención de Cajasur se ha producido como consecuencia de que su Consejo de Administración no aprobase el proyecto de unión con Unicaja, que sí había sido aprobado por el Consejo de Administración de esta segunda entidad.

   El Gobierno de la Junta de Andalucía, según el comunicado, lamenta que no haya podido alcanzarse un acuerdo entre ambas entidades, ya que “siempre ha considerado la unión de estas cajas andaluzas como la mejor opción para resolver las dificultades económicas de Cajasur, al tiempo que se traduciría en un fortalecimiento del sistema financiero andaluz”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.