El Govern califica de “indecente” la denuncia del PP sobre las obras del Metro

El director general de Movilidad, Antoni Verger, tachó hoy de “indecente” que el PP haya denunciado ante los Juzgados los contratos de las obras de emergencia que se llevaron a cabo en el Metro de Palma para “arreglar los despropósitos” de la ex-consellera de Transportes y Obras Públicas, Mabel Cabrer, a quien acusó de “intentar confundir” al asegurar que los trabajos que se llevaron a cabo en este medio de transporte tras las inundaciones de 2007 se concedieron a empresas “a dedo y sin concurso público”.

   En una rueda de prensa, Verger informó de que la Abogacía de la Comunidad Autónoma se ha personado en la denuncia que el PP amplió el pasado 18 de mayo ante el Juzgado de Instrucción número 7 de Palma y que había interpuesto ante la Fiscalía por las contrataciones “irregulares de hasta 10,5 millones de euros” en las citadas obras de emergencia que se ejecutaron en el Metro de Palma.

   Verger destacó que la Abogacía de la Comunidad Autónoma “defenderá la actuación de la administración”, de forma que negará “cualquier tipo de actuación delictiva” en los contratos de obras de reparación,  para las cuales el Govern destinó 30 millones de euros, si bien el coste de estos trabajos fue mayor. Así, las empresas que se habían encargado de la construcción de esta infraestructura también tuvieron que asumir el coste de las deficiencias que eran responsabilidad suya y que habían provocado las inundaciones.

   El director general de Movilidad detalló que de los 30 millones de euros que se gastó el Ejecutivo, 2,4 millones fueron destinados a contratar a la empresa pública INECO para llevar a cabo la auditoría y la asistencia técnica de los trabajos, de manera que se encargó, por un lado, de detectar las deficiencias y, por otro, de dirigir las obras de reparación, que fueron ejecutadas por las 21 empresas que se habían encargado de la construcción de este medio de transporte en la pasada legislatura.

   Verger tambén discrepó del último informe de la Sindicatura de Cuentas, en el que se señala que no estaba acreditada la emergencia de los trabajos de reparación del Metro. En esta línea, aseguró que sí que estaba justificada esta emergencia, teniendo en cuenta que el Metro se inundó, después de que lloviera 20 litros por metro cuadrado el 21 de agosto de 2007 y 15 litros el 22 de septiembre, por lo que sino se hubieran contratado directamente las obras y los servicios, la apertura de esta infraestructura “se podría haber retrasado dos años”.

   Por otra parte, informó de que el Consejo de Administración de SFM también adjudicó por 8,8 millones de euros a la UTE INECO-GRUSAMAR el contrato de consultoría y asistencia para poder llevar a cabo los proyectos ferroviarios (estudios, redacción de proyectos y asistencia técnica), en virtud del convenio ferroviario con el Ministerio de Fomento, que ascendía a 443 millones de euros.

   No obstante, negó que este contrato se hiciese a dedo, sino que se convocó un concurso público al que concurrieron cinco empresas y, de ellas, se elegió a la que ofreció la “mejor oferta económica y el mejor proyecto técnico”, en referencia a INECO-GRUSAMAR. Además, añadió que “no se presentó ninguna impugnación contra el acuerdo de adjudicación”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.