Toxo da por “casi segura” la huelga general

El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha dado casi por seguro que los sindicatos mayoritarios convocarán una huelga general para protestar contra las medidas antidéficit aprobadas por el Gobierno para acelerar el cumplimeinto del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

  “El paquete de medidas del Gobierno justificaría por sí solo la huelga general. (…) Nos estamos encaminando hacia ella y, desgraciadamente, estamos más cerca de la huelga que hace una semana o que hace quince días”, apuntó el dirigente sindical, quien, no obstante, dijo preferir que ésta no llegue a culminarse: “España lo que menos necesita en estos momentos es una huelga general”.  

   En declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, Toxo aseguró que CC.OO. y UGT están en “perfecta sintonía” en esta cuestión, porque “no sería perdonable” que ambas organizaciones entraran ahora en una situación de confrontación.

   Aún así, el secretario general de CC.OO. recordó que el decreto de medidas del Gobierno todavía no es una realidad, pues debe ser convalidado en las Cortes, y confió en que los grupos parlamentarios den al Gobierno una “reprimenda” por esta norma, por lo que pidió el voto negativo.  

   En cualquier caso, el líder de CC.OO. apeló “al buen sentido y al buen juicio del Parlamento” para que introduzca cambios en la norma y “salga otra cosa distinta”. “Se puede aprovechar para iniciar un debate sobre la política fiscal para tomar de manera transitoria alguna medida para suavizar el ajuste de reducir el déficit”, agregó en alusión a una eventual subida impositiva a las rentas más altas.

“MALA CONCIENCIA” DE ZAPATERO.

   Toxo recordó que otros países como Portugal han decidido elevar el tramo marginal del IRPF al 50%, aunque reprochó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que utilice esta medida de cara a la galería para lavar su “mala conciencia” por el plan de ajuste adicional.      

   En cuanto a la reforma laboral, Toxo afirmó que se está en un tiempo “decisivo” para la negociación y confió en que sea posible llegar a un acuerdo antes de que finalice esta semana: “Vamos a poner todo el empeño”. Eso sí, admitió ser “más realista” que el año pasado, cuando el diálogo a tres bandas se precipitó al fracaso en el mes de julio.

   El representante sindical eludió culpar a ningún interlocutor –Gobierno, empresarios y sindicatos– sobre el retraso de la reforma laboral, si bien censuró el “excesivo apetito empresarial” por modificar el marco de relaciones laborales, algo que los sindicatos no ven necesario.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.