Moragues y Sotomayor vuelven a declarar dentro del ‘caso Maquillaje’

El titular del Juzgado de Instrucción número 2, Juan Ignacio Lope Sola, interrogará hoy a partir de las 10.00 horas, por segunda vez en calidad de imputados, al ex secretario técnico del Consell de Mallorca y ex director general de Radiotelevisió de Mallorca, Antoni Moragues, y a la ex directora insular de Comunicación, Margarita Sotomayor, dentro de la causa que investiga el presunto desvío de fondos públicos desde la Institución insular a productoras audiovisuales afines a UM en forma de contratos directos y subvenciones irregulares, conocido como caso Maquillaje.

   Tanto Moragues, asistido por el letrado Valeriano Marqués, como Sotomayor, defendida por Manuel Pomar, ya prestaron declaración como encausados y, en el caso de la ex directora de Comunicación, responsabilizó al ex vicepresidente insular, Miquel Nadal, de la toma de decisiones para subvencionar a Vídeo U, a la que la Institución insular destinó con más de cuatro millones de euros para la puesta en marcha y explotación de Televisión de Mallorca, al tiempo que se desvinculó de cualquier tipo de irregularidad en materia de subvenciones.

   Precisamente, en referencia a ambos, el ex administrador de Vídeo U Miquel Oliver manifestó ante el juez, en su tercera comparecencia como imputado, que “probablemente” fueron Moragues o Sotomayor quienes le instaron a alterar las facturas que se presentaron ante el Consell para solicitar una subvención de 280.000 euros que finalmente acordó el Consell entre 2005 y 2006 para la Xarxa de Televisiones Locales, entidad que aúna a cadenas locales de la isla y otras empresas vinculadas a la productora Vídeo U.

   En concreto, esta aportación pública iba dirigida a la catalogación del material audiovisual tras el cierre de estas televisiones ordenado por la Administración, pese a que ésta, de acuerdo a las pesquisas, nunca se produjo. Según Oliver, tanto Moragues como Sotomayor le ordenaron suprimir el concepto “Consell de Mallorca” de las facturas bajo el pretexto de que éstas las presentaban las distintas televisiones a la Xarxa y no directamente al Consell.

   Por su parte, en relación a esta cuestión la directora general de Radiotelevisión de Mallorca, Marisa Goñi, manifestó como testigo que la cantidad aportada “compensaba” la cesión gratuita de los derechos de emisión de las televisiones locales hacia Televisión de Mallorca, que por orden de la Administración debían cerrar. Y en este contexto, uno de los imputados del caso, Bartolomé Sans, atribuyó a Oliver la propuesta de ceder en 2005 los derechos de las televisiones locales para la futura creación del archivo audiovisual.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.