Sotomayor afirma al juez que Miquel Oliver “miente más que habla”

La ex secretaria de Comunicación del Consell, Margarita Sotomayor, admitió hoy ante el juez que instruye el caso Maquillaje que firmó el informe para tramitar la subvención de 280.000 euros que la Institución acordó en 2006 de cara a la creación de un archivo audiovisual para Televisió de Mallorca, aunque afirmó que el ex administrador de Vídeo U -impulsora de la cadena-, Miquel Oliver, “miente más que habla” cuando la implica en los pormenores de la gestión de esta aportación económica.

Así lo puso de manifiesto ante el titular del Juzgado de Instrucción número 2, Juan Ignacio Lope Sola, el fiscal Juan Carrau y varios de los letrados personados en el procedimiento, en una comparecencia en la que negó conocer si el trabajo para el que se destinó la subvención finalmente se llevó a cabo -según las pesquisas nunca se produjo- y recordó que el informe se lo trasladaron ya redactado para firmarlo y que lo rubricó porque le pareció “un buen proyecto”.

En este sentido, manifestó que le comentaron que estaba prevista la subvención para el archivo de las televisiones locales a fin de ponerlo a disposición de Televisió de Mallorca, y quiso dejar claro que el informe no lo elaboró ella sino que “se imagina” que lo redactó Eugenia Cañellas, ex secretaria técnica del ex vicepresidente insular Miquel Nadal, o directamente en Economía, cuyo conseller era Miquel Àngel Flaquer. La intención, explicó, era “recuperar las imágenes pero desconozco el trabajo del archivo audiovisual.

La encausada, defendida por Manuel Pomar y en libertad bajo fianza de 10.000 euros, recordó que le comunicó a Oliver que no participaría “en sus tejemanejes” cuando la llamó y afirmó ignorar “qué objetivos tiene ese señor”, después de que el ex directivo de Vídeo U afirmara que fueron ella o el ex secretario técnico del Consell, Antoni Moragues, quienes le instaron a alterar las facturas que se presentaron ante el Consell para solicitar la subvención de 280.000 euros.

Cabe recordar que esta aportación pública iba dirigida a la catalogación del material audiovisual tras el cierre de estas televisiones ordenado por la Administración, pese a que ésta, de acuerdo a las pesquisas, nunca se produjo. Según Oliver, tanto Moragues como Sotomayor le ordenaron suprimir el concepto “Consell de Mallorca” de las facturas bajo el pretexto de que éstas las presentaban las distintas televisiones a la Xarxa y no directamente al Consell.
Imprimir

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.