CC.OO., pesimista con la negociación de la reforma laboral

El secretario de Comunicación de CC.OO., Fernando Lezcano, ha afirmado que ve el acuerdo sobre la reforma laboral “tan complicado como ayer”, ya que “los elementos de discrepancia” con los empresarios “son profundos”. ,

   Lezcano hizo estas declaraciones al inicio de la reunión del Consejo Confederal del sindicato, donde uno de los puntos de debate serán “las últimas propuestas sobre diálogo social”.

   “Los problemas siguen estando donde estaban”, señaló el representante sindical, quien aclaró que los puntos más comprometidos son la intención de los empresarios de “rebajar las cotizaciones a la Seguridad Social” u “el despido, tanto en las causas, como en rebajar los costes”.

   Las posiciones de los negociadores son “firmes”, admitió Lezcano, aunque aclaró que van a apurar los plazos “hasta el final” e insistió en que “CC.OO. no va a ser quien se levante de la mesa del diálogo social”.

   “Nosotros concebimos un acuerdo a tres o no concebimos acuerdo”, apuntó Lezcano ante la posibilidad de que el Gobierno tome una decisión por decreto en caso de que empresarios y sindicatos no alcancen el consenso.

   En este caso, cabría la posibilidad de que los representantes de los trabajadores convocaran una huelga general. “Si hubiese un decretazo, habría una reacción inmediata; que fuera en forma de huelga general o no, dependería del contenido del decreto”, señaló el secretario de Comunicación de CC.OO.

   Éste es otro de los aspectos que los delegados del sindicato someterán a debate en el Consejo Confederal, que en todo caso, mostrarán su “apoyo” a las movilizaciones de los empleados públicos previstas” para el próximo 8 de junio.

   Lezcano precisó que la convocatoria de una huelga general dependerá, por parte de CC.OO., de su Comisión Ejecutiva, para “no tener que mover una maquinaria tan pesada como el Consejo Confederal”, que aglutina más de 200 representantes y que es el máximo órgano entre congresos.

   En cualquier caso, la intención de CC.OO. es continuar su acción de la mano de UGT. “Las propuestas planteadas en el marco del diálogo social y la posibilidad de convocar una huelga general debería ser tratada de forma unitaria”, aclaró Lezcano.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.