El Ayuntamiento de Palma seguirá prestando los mismos servicios “mientras pueda”

El regidor de Economía y Hacienda, Andreu Alcover, aseguró hoy que aún no está en la situación de tener que dejar de prestar algún servicio, después de que el Gobierno central haya decidido que los Ayuntamientos no pueden solicitar más créditos a partir del 2011 en el marco de las medidas dirigidas a reducir el déficit público.

   En una rueda de prensa, en la que anunció que el Consistorio de Palma se ahorrará 6 millones de euros a través del Decreto Ley del Ejecutivo central y 600.000 euros mediante una serie de medidas propias de contención del gasto, Alcover remarcó que “mientras pueda”, el Ayuntamiento de Palma continuará prestando todos los servicios que ofrece en estos momentos.

   De esta manera, respondió a la Federación de Entidades Locales de Baleares (Felib) que alertó esta mañana de que los Ayuntamientos se verán obligados a recortar los servicios que prestan actualmente, en especial aquellos que no están dentro de sus competencias y que suponen el 30 por ciento del total que ofrecen.

   Alcover recordó que está prohibido que los Consistorios se endeuden para prestar cualquier tipo de servicio, como una escoleta municipal, y, en este sentido, explicó que sólo pueden recurrir al crédito para hacer inversiones.

   No obstante, indicó que al ser las instituciones más cercanas a los ciudadanos, los Ayuntamientos asumen una serie de competencias que no son suyas y, hasta ahora, “no había habido una mimba de ingresos, por lo que es el momento de poner encima de la mesa cuál es la administración a la que compete ofrecer aquellos servicios que asumen los Consistorios”.

   Así, dijo que si como consecuencia de la imposibilidad de endeudarse a partir de 2011, el Ayuntamiento de Palma debe dejar de prestar algún servicio que no es de su competencia, sería algo que se “estudiaría”, si bien insistió en que aún no se ha llegado a este escenario.

   Por otra parte, el regidor de Economía y Hacienda mostró su “convencimiento” de que la rebaja de un 5 por ciento de media en el sueldo de los funcionarios municipales no afectará a su productividad, de forma que, a su juicio, “no disminuirán ni su atención para prestar un servicio, ni su compromiso con lo público”.

   Finalmente, Alcover aseveró que el Ayuntamiento “todavía no ha pensado en prescindir de ningún proyecto”, aunque señaló que “habrá que apretarse el cinturón en más ámbitos”, de forma que la institución y sus trabajadores deberán ser cada vez “más eficientes” para ofrecer los mismos servicios con una reducción del gasto.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.