Los ayuntamientos recortarán servicios

La Federación de Entidades Locales de Baleares (Felib) mostró hoy su “extrema preocupación” ante la situación que deberán afrontar a consecuencia de la restricción de crédito a partir del 1 de enero de 2011, y alertó que se verán obligados a recortar los servicios que prestan actualmente, en especial aquéllos que no están dentro de sus competencias, y que suponen un 30% del total que ofrecen.

Tras una reunión de la Comisión Permanente de la Felib, a la que asistieron 45 miembros, su presidente, Joan Ferrà, remarcó que las entidades locales son las que han realizado un “mayor esfuerzo de contención económica” y exigió las mismas condiciones de endeudamiento que tienen las comunidades autónomas y el Estado.

Ferrà subrayó que los servicios que se van a ver afectados por la imposibilidad de acceder a crédito con el que financiarse dependerán de cada ayuntamiento. Así, preguntado por si planean movilizarse, señaló que “buscaremos las soluciones que hagan falta” y apostilló que “de momento no descartamos nada”.

Para el presidente de la Felib, el escenario es “dramático”, y, tras remarcar que “todos tenemos que hacer esfuerzos”, confió en que algunos de los aspectos que afectan a las entidades locales “se pueden modificar”.

Ferrà remarcó que estudiarán “de forma inmediata” -se volverán a reunir la próxima semana- el “resto de implicaciones” derivadas del decreto, especialmente las relacionadas con la capacidad de endeudamiento e instará a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) a que asuma sus acuerdos y los apoye ante el Gobierno central. Además, sobre el endeudamiento indicó que los servicios jurídicos de la Federación están trabajando “para ver en qué medida nos afecta”.

REDUCCIÓN DE SUELDOS

Los 45 representantes presentes acordaron de manera unánime un documento en el que, además, aceptaron asumir los acuerdos que les ha hecho llegar la FEMP en cuanto a la reducción de las retribuciones que perciben los cargos públicos de las administraciones locales, así como a la hora de aplicar las medidas de reducción de sueldos de los empleados públicos.

Asimismo, la Felib manifestó su “firme desacuerdo con las formas” en las que se ha gestado el decreto y remarcaron que las entidades locales son las primeras que han adoptado medidas de contención en los últimos presupuestos, tal y como se aprobó en los documentos aprobados por la Asamblea del pasado mes de marzo.

El presidente de la Federación señaló que las dos mociones aprobadas versaban sobre financiación local y competencias locales, y, además, lamentó que las subvenciones supongan que las entidades tengan que “asumir una deuda que es de otra administración”, por lo que reclamó que las ayudas “vengan dotadas un 100%”.

Además, destacó su interés en definir el estatuto de autonomía local para “no duplicar competencias”, y, las que se determinen, “dotarlas de presupuesto”. Esta tarea la realizarán durante los próximos cuatro meses.

Por su parte, el alcalde de Deià, Jaume Crespí, señaló, en declaraciones a los periodistas, que los consistorios se “podrán amoldar” a las medidas del Gobierno central, aunque remarcó que las otras administraciones -como Consells, Govern o Gobierno- tendrían que “eliminar o fusionar departamentos, que es de donde se puede sacar el dinero”, reprochó.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.