El Govern anuncia su intención de eliminar cinco empresas públicas y la fusión de otras 106

El presidente del Govern, Francesc Antich, avanzó hoy que en el marco de la reducción del sector público en un 50 por ciento (de 169 a 82) para hacer frente al déficit, únicamente cinco serán disueltas, 24 surgirán de las fusiones que se llevarán a cabo en 106 organismos y un total de 58 continuarán su labor como en la actualidad. Sin embargo, el jefe del Ejecutivo reconoció la complejidad de este proceso, que prevé alargarse más allá de esta legislatura.

   Tras mantener una reunión con los distintos grupos parlamentarios para trasladarles esta propuesta, Antich destacó la “buena acogida” que ésta ha tenido entre las formaciones, por lo que apeló a un “gran acuerdo” entre todas ellas de cara a su aprobación y confió en que el proyecto “no sea objeto de confrontación”.

   Tal y como especificó, entre las cinco empresas que serán suprimidas en el marco de este proceso se encuentra el Consorcio para el Fomento de la Lengua Catalana (Cofuc), mientras que también se verán afectadas el Consorcio de Calidad Universitaria de Baleares, el de Menorca Reserva de la Biosfera, el de Promoción y Fomento del Turismo Náutico Sostenible y el de Desarrollo Digital Balear.

   Mientras tanto, entre los principales organismos que se fusionarán se encuentran el Instituto Balear del Turismo (Ibatur), el Instituto de Estartegia Turística (Inestur) y la Fundació Desenvolupament Sostenible, que en conjunto formarán un ente para la promoción; Espais de la Natura Balear, el Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat) y Gestión de Emergencias de Baleares (Geibsa), para la gestión ambiental.

   También CAIB Patrimoni, el Ibisec, el Instituto Balear de la Vivienda y el Consorcio para el Fomento de Infraestructuras Universitarias (Cofiu) se unificarán para la gestión del suelo; Tranvía de la Badia de Palma y Consorcio de Transportes de Mallorca; el Instituto Balear de la Juventud y Turisme Jove; Instituto de Biología Anibal (Ibabsa) y Serveis de Millora Agrària (Semilla); y el resto formarán distintos consorcios culturales y patrimoniales, y el desarrollo deportivo, entre otros.

   En relación a estas fusiones, el presidente del Govern explicó que se producirán cambios en los órganos de dirección aunque en cualquier caso aseveró que no habrá una disminución en los puestos de trabajo de los empleados.

   Por su parte, los entes públicos actuales que continuarán su labor son, entre otros, la Radiotelevisió balear, Ports de les Illes Balears, la Agencia Tributaria, Gestió Sanitària de Mallorca (Gesma), Institut Ramon Llull, Fires i Congressos, Fundació Balears a l’Exterior, y el Consorcio del Palma Arena.

   Durante la rueda de prensa que Antich ofreció al término de la reunión, señaló que confía en que el próximo encuentro se produzca en unos quince días y en él se definan y se pongan ya sobre la mesa “las prioridades que deberemos trabajar”. “Hay que diseñar cuál es la foto que queremos y los pasos a dar para alcanzarla”, espetó.

   Tal y como remarcó, la confección de propuestas para una reestructuración del sector público se sustentará, entre otros aspectos, en la revisión de los objetos sociales y funciones de las empresas para fusionarlas; la revisión del marco competencial, evitando posibles duplicidades; un planteamiento instrumental; la consideración del porcentaje de participación del Govern; el estudio de los usos comunes de determinados servicios generales.

El presidente del Govern, Francesc Antich, avanzó hoy que en el marco de la reducción del sector público en un 50 por ciento (de 169 a 82) para hacer frente al déficit, únicamente cinco serán disueltas, 24 surgirán de las fusiones que se llevarán a cabo en 106 organismos y un total de 58 continuarán su labor como en la actualidad. Sin embargo, el jefe del Ejecutivo reconoció la complejidad de este proceso, que prevé alargarse más allá de esta legislatura.

   Tras mantener una reunión con los distintos grupos parlamentarios para trasladarles esta propuesta, Antich destacó la “buena acogida” que ésta ha tenido entre las formaciones, por lo que apeló a un “gran acuerdo” entre todas ellas de cara a su aprobación y confió en que el proyecto “no sea objeto de confrontación”.

   Tal y como especificó, entre las cinco empresas que serán suprimidas en el marco de este proceso se encuentra el Consorcio para el Fomento de la Lengua Catalana (Cofuc), mientras que también se verán afectadas el Consorcio de Calidad Universitaria de Baleares, el de Menorca Reserva de la Biosfera, el de Promoción y Fomento del Turismo Náutico Sostenible y el de Desarrollo Digital Balear.

   Mientras tanto, entre los principales organismos que se fusionarán se encuentran el Instituto Balear del Turismo (Ibatur), el Instituto de Estartegia Turística (Inestur) y la Fundació Desenvolupament Sostenible, que en conjunto formarán un ente para la promoción; Espais de la Natura Balear, el Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat) y Gestión de Emergencias de Baleares (Geibsa), para la gestión ambiental.

   También CAIB Patrimoni, el Ibisec, el Instituto Balear de la Vivienda y el Consorcio para el Fomento de Infraestructuras Universitarias (Cofiu) se unificarán para la gestión del suelo; Tranvía de la Badia de Palma y Consorcio de Transportes de Mallorca; el Instituto Balear de la Juventud y Turisme Jove; Instituto de Biología Anibal (Ibabsa) y Serveis de Millora Agrària (Semilla); y el resto formarán distintos consorcios culturales y patrimoniales, y el desarrollo deportivo, entre otros.

   En relación a estas fusiones, el presidente del Govern explicó que se producirán cambios en los órganos de dirección aunque en cualquier caso aseveró que no habrá una disminución en los puestos de trabajo de los empleados.

   Por su parte, los entes públicos actuales que continuarán su labor son, entre otros, la Radiotelevisió balear, Ports de les Illes Balears, la Agencia Tributaria, Gestió Sanitària de Mallorca (Gesma), Institut Ramon Llull, Fires i Congressos, Fundació Balears a l’Exterior, y el Consorcio del Palma Arena.

   Durante la rueda de prensa que Antich ofreció al término de la reunión, señaló que confía en que el próximo encuentro se produzca en unos quince días y en él se definan y se pongan ya sobre la mesa “las prioridades que deberemos trabajar”. “Hay que diseñar cuál es la foto que queremos y los pasos a dar para alcanzarla”, espetó.

   Tal y como remarcó, la confección de propuestas para una reestructuración del sector público se sustentará, entre otros aspectos, en la revisión de los objetos sociales y funciones de las empresas para fusionarlas; la revisión del marco competencial, evitando posibles duplicidades; un planteamiento instrumental; la consideración del porcentaje de participación del Govern; el estudio de los usos comunes de determinados servicios generales.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.