Dos sobrinos de Antonio Alemany declaran como imputados en el caso Palma Arena

Dos sobrinos del periodista Antonio Alemany han sido citados a declarar mañana ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3, José Castro, quien en calidad de imputados les interrogará previsiblemente en torno a la subvención de 449.734 euros que percibió en 2006 por parte del Govern la Agencia Balear de Noticias, “plenamente identificada” con Alemany, también encausado dentro de este procedimiento judicial.

En concreto, a las 11.00 horas está prevista la comparecencia de Miguel Mateo Oliver mientras que a las 12.00 prevé declarar Lucía Oliver, cuyos nombres aparecen reflejados en el auto que dictó Castro para decretar prisión bajo fianza de tres millones de euros contra el ex presidente del Govern, Jaume Matas. También está fijada a las 10.00 la deposición del constructor Juan Serra a en calidad de testigo.

El magistrado resalta en su resolución que en 2006 la agencia de noticias recibió la anterior subvención, presentándose en nombre de la misma Miguel Oliver, “siendo significativo que en las relaciones de proveedores que acompañan a las justificaciones aparezca Antonio Alemany como proveedor a nivel particular, facturando 28.789 euros entre 2006 y 2007, lo que también hacen aunque en cantidades inferiores” Miguel y Lucía Oliver.

Alemany se encuentra imputado en una pieza separada del caso por una presunta financiación irregular del PP, y en este sentido las investigaciones giran en torno a su contratación por parte de Matas a través de la empresa de publicidad Nimbus de forma supuestamente amañada. Y es que, de acuerdo a las pesquisas, el Govern tramitó por vía de urgencia a principios del pasado mandato un concurso público para un proyecto de asesoramiento, y la única empresa que se presentó al concurso fue Nimbus, que se encuentra bajo investigación judicial por presuntamente mediar en una financiación irregular del PP.

A tenor de las indagaciones efectuadas al respecto, cada mes Nimbus cobró 4.000 euros por estos presuntos trabajos de asesoramiento y comunicación, cantidad que a su vez coincide con la percibía Alemany de la agencia publicitaria a través de su empresa, por lo que se sospecha fue contratado directamente por el Govern sirviéndose de la mediación de Nimbus para simular la contratación. “Desconozco cómo se llevó a cabo el procedimiento”, manifestó al respecto Matas ante el juez.

32.000 EUROS EN NEGRO POR LA REFORMA DEL PALACETE

Previamente a la declaración de ambos será el turno de Serra, quien presuntamente recibió 32.000 euros en negro del cuñado de Matas, Fernando Areal, por las obras de reforma del palacete, vivienda que el ex presidente posee en el casco antiguo de Palma y que se encuentra bajo investigación judicial. Se da la circunstancia de que el constructor se había encargado además de la reforma de la sede del PP.

Cabe recordar que el caso Palma Arena, en el que se encuentran imputadas unas cuarenta personas, investiga si Matas pudo lucrarse con parte de los más de cuarenta millones presuntamente desviados durante la ejecución del velódromo palmesano, y éstos también se destinaron a financiar al PP de forma irregular. El pasado mes de marzo la Audiencia Provincial de Palma rechazó anular las investigaciones sobre el patrimonio Matas dentro del caso, tal y como pedía uno de los letrados personados en la causa.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.