Martorell deja IB3 por motivos “simplemente” profesionales

El director general de IB3, Antoni Martorell, anunció su dimisión en el consejo de administración extraordinario del Ente público, al aducir razones “simplemente profesionales”, “ni personales ni políticas”. El directivo consideró que el trabajo que se le encomendó “ya está hecho”, por lo que ahora, dijo, es momento de “dar paso a una nueva etapa” con nuevas personas al frente.

Martorell afirmó que “seguro que se han cometido muchos errores”, aunque subrayó, en referencia al equipo de dirección, “lo han hecho lo mejor que han podido”.

Respecto a la continuidad del equipo directivo, Martorell señaló que ha pedido al consejo de administración que se mantenga el actual equipo de profesionales, si “están contentos” con él. En este sentido, indicó que no le consta “que haya ningún problema” con el actual equipo de dirección.

Martorell sostuvo que seguirá ejerciendo el cargo hasta que el Parlament elija al futuro director general, si bien precisó que su intención es que este cambio se produzca “lo antes posible”. Respecto a la posibilidad de que el actual subdirector del ente y gerente, Pere Terassa, asuma la dirección general, Martorell reiteró que ha pedido al Consejo de Administración que continúe el actual equipo de gobierno, no obstante puntualizó que quien venga después ya no es su “problema”.

Cuestionado acerca del enfrentamiento con el conseller de Economía, Carles Manera, al haberle pedido una reducción del presupuesto de diez millones de euros este año, Martorell reconoció que su marcha “facilita” al Govern reducir el gasto del ente, al tiempo que admitió que el esfuerzo de recorte que pidió el Ejecutivo era “imposible” y remachó que la cadena ha logrado reducir el presupuesto en tres millones de euros, lo cual, agregó, a estas alturas del año “ha sido difícil”.

“Si uno hace un presupuesto e intenta hacerlo de manera escrupulosa y te piden una cosa que consideras que es imposible, tienes que decir: no, esto es imposible. Hemos llegado a un escenario en el que, creemos que es dificultoso, creemos que es costoso, pero es posible con esfuerzos y sacrificios en todos los niveles”, apostilló.

“Bajar tres millones de euros, a estas alturas del año, de un presupuesto no es una jugada fácil. Se tendrán que hacer sacrificios en todos los niveles. Los primeros han sido los directivos, ellos se bajarán los sueldos y yo me voy al paro”, agregó.

En cualquier caso, matizó que “su cabeza no se la queda nadie”, ni la ha “entregado a nadie”, únicamente aseguró que prefiere irse ahora “que las cosas están bien” y porque cree que su presencia en el ente “puede ser que no perjudique, pero no ayudará”.

Asimismo, recalcó que el ente público “no tiene deuda” actualmente, a la vez que indicó que han reducido el presupuesto un 40 por ciento respecto al pasado año.

El todavía director general remarcó que a principio de legislatura se le encargó la creación un medio de comunicación que cohesionara el territorio, en catalán y que quedara fuera del debate político. Un objetivo que, en su opinión, se ha conseguido, por lo que consideró que ha llegado el momento de marcharse del ente. Así, agregó que “no es necesaria” ya su continuidad al frente de IB3.

Respecto a su futuro profesional, Martorell enfatizó que espera poder desarrollar “nuevas etapas profesionales relacionadas con la comunicación y la televisión” y rechazó la posibilidad de ejercer un cargo público por el momento.

Además, aseguró que ha contado en su andadura al frente de IB3 con el apoyo del presidente del Govern, Francesc Antich, así como el de todas las fuerzas políticas y recalcó, en este sentido, que “nunca” han tenido ninguna queja por parte de ningún partido político por haberse sentido discriminado por una información de este medio de comunicación.

Martorell resaltó la importancia de mantener activo IB3, un ente hecho en catalán, con contenidos de proximidad a las islas, que apuesta por el deporte de la comunidad, con una importante audiencia que este año ha superado en un 25 por ciento a la registrada en 2009, y alrededor del cual trabajan unas 2.000 personas. Asimismo, destacó que la creación de esta empresa pública ha facilitado la cohesión territorial, la promoción de la lengua y ha creado en torno a sí una industria audiovisual que ya “incluso exporta” contenidos.

ACUERDOS DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN

Por otra parte, Martorell informó de que en la reunión extraordinaria del consejo de administración se aprobó la rebaja “simbólica” del 5 por ciento de treinta directivos del ente anunciada esta semana. Asimismo, se acordó abrir una negociación con los proveedores del medio de comunicación a los que se ofrecerá “una rebaja del importe de los contratos” a cambio de renovar los acuerdos. “Tiempo por dinero”, apostilló.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.