Serra Ferrer, sin prisa antes de dar el paso

Serra Ferrer no quiere dejar ningún cabo suelto y por ello se toma el tema de la compra del Real Mallorca con relativa tranquilidad sin precipitarse a pesar de la presión mediática.

Lo primero que ha hecho el ‘pobler’ es pedir una auditoria para conocer cual es la deuda real que arrastra el club, porque muchas son las informaciones pero pocas concretas. Siempre se habla de intervalos, pero nada seguro. El siguiente paso previsto es elaborar un plan de viabilidad y contactaar con los acreedores, administradores y con la jueza González para establecer las formas de pago.

Después de todo esto el grupo que encabeza Serra decidirá si se convierten en propietarios de la entidad mallorquinista previo pago de algo más de dos millones de euros por las acciones del club.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.