The Strokes vuelven a los escenarios

Cuatro años después de su último directo, una de las bandas neoyorquinas más conocidas mundialmente regresó la noche del miércoles a los escenarios. Fue bajo el alias Venison, en una pequeña sala de Londres y amparados bajo un ‘secret show’ que, sin embargo, vendió todas sus entradas en apenas unos minutos.

La elección de la capital británica por parte del quinteto neoyorquino no es casualidad. The Strokers tenían previsto su regreso a los escenarios tras cuatro años de silencio en el Isle Of Wight Festival este mismo sábado y en el RockNess el domingo.

No obstante, la banda decidió ofrecer un pequeño ‘secret show’ para los admiradores más acérrimos y, a la vez, los más espabilados, pues se presentaron en una sala con un aforo de sólo 500 personas de aforo y bajo el nombre de Venison.

Aún así, vendieron en apenas unos minutos todas las entradas del show, en el que el cantante, Julian Casablancas, con chaqueta de cuero y gafas de sol, bromeó con el aglomeramiento de las primeras filas: “Hay un tipo muerto aquí”.

Con la banda trabajando en su cuarto álbum de estudio, el set de canciones del concierto incluyó temas de sus tres primeros discos, incluyendo Hard to Explain, Reptilia, You Only Live Once y, por supuesto, Last Nite.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.