Blanco espera una respuesta “proporcionada” de los sindicatos

El ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha afirmado que le gustaría una respuesta proporcionada a la reforma laboral por parte de los sindicatos, que preparan la convocatoria de una huelga general, e insistió en que el objetivo del Gobierno es lograr un mercado de trabajo más flexible que permita crear más empleo estable y acabar con el trabajo precario.

   Blanco, que participó en los cursos organizados por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo (UIMP), expresó su máximo respeto por los sindicatos al ser preguntado por el anuncio de paro general, pero subrayó que el actual momento de dificultad exige “respuestas proporcionadas a los desafíos”.

   El ministro de Fomento aseguró que el Gobierno aspira a que la reforma del mercado trabajo tenga el mayor consenso posible, por lo que se tramitará en el Parlamento como proyecto de Ley, aunque el Ejecutivo la aprobará mañana, tal y como está previsto, y de esta forma entrará en vigor “esta semana” de forma inmediata.

   En cuanto al calendario del trámite parlamentario de la reforma laboral, Blanco dijo no contar con ninguna previsión, porque él no suele trabajar con hipótesis, pero incidió en que su paso por el Congreso y el Senado garantizará su vigencia a largo plazo.

  “Lo que hay que hacer por el interés del empleo y del país es lo que ha propuesto el Gobierno, queremos explicarlo para que los ciudadanos lo entiendan. Nos hubiera gustado llegar a un acuerdo entre sindicatos y empresarios, pero algunos querían más y otros menos flexibilidad, por lo que el camino acertado es el del equilibrio que ha buscado el Gobierno para hacer su propuesta”, consideró.

EL PAPEL DE CORBACHO.

   Ante la pregunta de si el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha participado en la elaboración de la reforma laboral, Blanco sostuvo que el titular de Trabajo “ha tenido y está teniendo un papel activo” en la misma, y que ayer mantuvo conversaciones con los grupos parlamentarios al respecto.

   “El que no sabe de la reforma laboral soy yo”, dijo Blanco, que justificó sus continuas declaraciones sobre la propuesta del mercado de trabajo a la perseverancia de los periodistas durante sus comparecencias públicas. “He visto que me han hecho preguntas sobre el mercado laboral y desde pequeñito me enseñaron a responder a todo lo que me preguntan”, bromeó.

   El vicesecretario general del PSOE insistió en que España necesita una reforma del mercado de trabajo “con urgencia” porque “en este momento el principal problema de España es la creación de empleo”, y el principal problema de la ciudadanía es el de aquellos que cuentan con contratos precarios.

   El ministro de Fomento restó importancia a la convocatoria de huelga general por parte de los sindicatos al considerar que sólo han hablado de la misma, aunque expresó su compromiso a realizar esfuerzos para explicar a la ciudadanía las decisiones adoptadas por el Gobierno “respetando a los sindicatos”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.