TVE última un código de autorregulación “puntilloso”

La defensora del espectador, el oyente y el internauta de Radio Televisión Española, Elena Sánchez, ha anunciado este viernes que la cadena está ultimando un código de autorregulación de contenidos y de protección a la infancia “más puntilloso” en la calificación de series y películas y que incluirá la colocación de un dispositivo digital en los operadores para que los padres puedan proteger a sus hijos de algunos contenidos mediante una clave.

En este sentido, Sánchez ha explicado, durante el V Diálogo de Educación de la Confederación de Padres y Madres de Alumnos (COFAPA), que el código –del que ya tienen un borrador y que esperan aprobar en julio– es “mucho más exigente que el de 2002”. Entre las novedades también se establecerá la calificación de toda la programación, “no sólo en horario infantil” pues, a su juicio, esta calificación hasta ahora ha sido “muy laxa”.

Además, la defensora del espectador ha señalado que la televisión pública estatal ha recibido durante el año 2009 un total de 6.982 quejas “todas ellas analizadas y respondidas”.

Por otro lado, Sánchez ha apuntado que los niños españoles ven al día dos horas y veinte minutos de televisión. En la franja horaria de 7.30 a 9 horas, según ha destacado, el 46 por ciento de los niños ve los programas solo, sin compañía de una persona adulta. Asimismo, de los menores que ven la televisión de 21.00 a 24.00 horas –en el ‘prime time’– un 18,1 por ciento está solo, tal y como ha indicado.

LOS PADRES COMO FILTRO

Por ello, la presidenta de COFAPA, Mercedes Coloma, ha afirmado que los padres tienen la obligación de ver los programas televisivos con sus hijos para poder “contextualizar” y “filtrar” lo que están viendo. “Echar la culpa al aparato es la excusa más fácil”, ha subrayado.

No obstante, Elena Sánchez ha indicado que en la actualidad los menores no sólo ven series a través de la televisión sino también y “cada vez más” por medio del ordenador. “A partir de los diez años ya estamos en un ‘fifty-fifty’ de los niños que están consumiendo televisión a través del ordenador”, ha puntualizado.

Con todo, ha señalado que la televisión puede ser una “gran herramienta para la formación”, pero ha precisado que para ello, “necesita de un aprendizaje” por parte de la familia que, a su parecer, “tiene la obligación de alfabetizar”. “La solución no es prohibir porque tampoco podemos hacer que nuestros hijos sean unos bichos raros”, ha añadido.

En cuanto a las obligaciones de los operadores de televisión, Sánchez ha explicado que, según el acuerdo firmado en 2004 por las grandes cadenas –en el que se comprometían a respetar el ‘Código de contenidos televisivos e infancia’–, las franjas de protección reforzada para menores de 13 años, son de 8.00 a 9.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas, con excepción de sábados y domingos, que es de 9.00 a 12.00 horas.

En esta línea, la defensora del espectador de RTVE ha criticado la emisión de algunos programas de cadenas privadas que se emiten en ese horario protegido de 17.00 a 20.00 horas. Asimismo, ha calificado de “preocupantes” algunas series en las que se muestra un determinado comportamiento entre alumnos y profesores de un instituto. “Hay que estar encima del niño todo el rato para preguntarle ¿en el colegio tú tratas así a tus profesores?”, ha concluido.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.