Con el público entregado finaliza Sónar 2010

El Festival Sónar 2010 congregó a 84.000 personas en su edición de Barcelona -10.000 más que el año pasado– y a 14.000 en la de Galicia, donde se celebraba por primera vez con motivo del Año Xacobeo.

La noche del viernes en Barcelona supuso un récord de asistencia en los 17 años del festival con 25.481 personas, comentaron esta madrugada en rueda de prensa los codirectores del evento, Enric Palau y Sergio Caballero.

El aforo máximo del recinto de Fira L’Hospitalet está entre las 28.000 y 30.000 personas. Esta noche en total habrán pasado por él unas 23.000 personas, calcularon los directores.

El aumento de público –un 45% es extranjero– pese a la crisis lo atribuyen a que “no es muy sustituible, ni descargable” la experiencia de participar en un festival musical. “En tiempos de crisis la gente elimina otras cosas y quizás las vivenciales no las elimina”, dijo Caballero.

Además, su público es lúdico pero también -y cada vez más– profesional: en el Sónar Pro este año se juntaron 1.461 acreditados, un 60% más que el año pasado, de 35 países, mayoritariamente británicos, seguidos de españoles.

Los directores han detectado que en la zona de profesionales funciona mejor las actividades participativas que el formato feria por el que apostaban al principio, cuando crearon esta zona en 1994, comentaron.

EL SÓNAR GALLEGO

La experiencia de Galicia ha dado buenos resultados, en opinión de los directores del Sónar: el primer día asistieron 2.400 personas; el segundo, 3.600 y hoy 8.000. Dejaron en el aire, no obstante, que se repita la bicapitalidad el año que viene alegando que supone una complejidad a muchos niveles, entre ellos, el técnico, ya que ambas ciudades están demasiado lejos como para descartar el transporte del material y de los artistas por carretera. Algunos, como Air y 2manydjs duplicaron su material para poder tocar en las dos sedes.

Con la suma de la asistencia a Galicia y Barcelona los directores aseguraron que pueden ser “bastante entusiastas”, y precisaron que hacen “lo que se espera de Sónar: un evento internacional de gran envergadura y potencial en todo el mundo”.

Para ellos, tiene mucho atractivo el tener propuestas musicales que se habrán visto por primera vez en el contexto de un festival en este Sónar, como Jónsi, vocalista del grupo de post rock Sigur Ros que esta noche presentó en Barcelona su disco en solitario, ‘Go’.

Ataviado con un magnánime tocado de plumas, cual jefe de la tribu, Jónsi desplegó su técnica vocal en el escenario, a la que tiene acostumbrado al público de Sigur Ros pero mucho más rítmica y explosiva, como un volcán.

Pero la estrella de la noche, y a falta que actúen The Chemical Brothers, fueron Roxy Music en su único concierto en España. Dignos y resueltos, Bryan Ferry entonó grandes éxitos como ‘Love is the drug’, la versión de los Beatles ‘Jealous Guy’, ‘Virginia Plain’ y ‘Editions of you’, mientras Phil Manzanera hacía solo tras solo a la guitarra. Entretenidos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.