El Gobierno y las Comunidades Autónomas trabajarán para digitalizar las salas de cine

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, y los consejeros de Cultura de las Comunidades Autónomas acordaron hoy crear un grupo de trabajo para buscar las fórmulas de financiación destinadas a las exhibidoras de cine, con el fin de que puedan digitalizar las salas de proyección de películas adaptándose así a las nuevas exigencias tecnológicas de la industria cinematográfica, sobre todo, de la nortemaricana, que está potenciando las películas en 3D.

Tras la reunión del XIV Pleno de la Conferencia Sectorial de Cultura, celebrada en Palma, González-Sinde advirtió de que en caso de que no se digitalicen, podrían desaparecer en España entre el 20 y el 25 por ciento de las salas de cine, lo que podría afectar a más de 170 de las 694 existentes en la actualidad, sobre todo, aquéllas ubicadas en pequeños municipios y que cuentan con un menor presupuesto.

La ministra anunció que el Ministerio y las Comunidades Autónomas buscarán, a través del citado grupo de trabajo, las soluciones de financiación que impidan la desaparición de salas y, en este sentido, apuntó que la financiación podría proceder del Estado, de las administraciones regionales o incluso de inversores privados, dedicados a la reconversión de las salas de cine.

En este sentido, González-Sinde remarcó que el objetivo de estos encuentros entre el Gobierno y las diferentes regiones será garantizar que sigan existiendo las redes y canales de distribución de películas independientes de cine europeo, español o iberoamericano evitando así que sólo puedan invertir en digitalización las grandes exhibidoras de películas, que proyectan cine norteamericano en su mayor medida.

De este modo, indicó que a España no sólo llegarían las grandes producciones norteamericanas, sino que las salas también podrían emitir cine alternativo, con el fin de garantizar una “diversidad cultural”. Además, insistió en que el principal objetivo será evitar que haya zonas en municipios pequeños que se queden sin salas de exhibición, a consecuencia de no tener presupuesto para acometer la digitalización.

Actualmente, en España hay 694 salas de cine, que suman 3.778 pantallas y que entre enero y el pasado 23 de mayo, emitieron 639 largometrajes (157 españoles y 482 extranjeros), según los datos del Ministerio de Cultura, consultados por Europa Press.

Concretamente, recaudaron 279,9 millones de euros, de los cuales 255 millones fueron gracias a los largometrajes extranjeros y 24,8 a los españoles. En total, contabilizaron 41,5 millones de espectadores (37,4 millones en los largometrajes extranjeros y 4 millones en los españoles).

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.