El Govern retira del mercado 27 pares de manguitos de playa

La Conselleria de Salud y Consumo ha retirado del mercado 27 pares de manguitos de playa que podrían ser peligrosos para la salud y la seguridad de los consumidores, una medida adoptada después de que el Instituto Nacional de Consumo haya incluido este artículo en la red de alerta por el riesgo de ahogo que podría comportar para el usuario.

   En un comunicado difundido hoy, el departamento dirigido por Vicenç Thomàs concretó que se trata de los manguitos con forma de ‘Piolín’ y los manguitos ‘Surf and sun’, ambos de la marca Solmar, y explicó que el motivo de su retirada ha sido, de una parte, que incluyen marcado CE que no es aplicable y, por otra, que no cumplen el ensayo de resistencia en la punzada.

   Pese a la retirada de este número de manguitos, los inspectores de consumo continuarán realizando inspecciones en los diferentes establecimientos durante todo el verano para comprobar que no se encuentra ningún tipo de juguete acuático o que pueda comportar un peligro para los niños.

   Desde la Dirección General de Consumo recordaron a los consumidores que para poder disfrutar del verano con total seguridad y confianza es necesario adquirir productos que, cumpliendo sus instrucciones de uso y advertencias señaladas, no conlleven riesgo para su salud y seguridad. De esta manera, la compra de juguetes acuáticos y ayudas a la flotación debe hacerse con los mismos estándares de calidad y seguridad exigidos cuando se adquiere otro producto.

   De esta forma, a la hora de comprar estos productos, hay que comprobar si en la etiqueta o en el embalaje aparece como mínimo el nombre o marca del producto registrado; la razón social y la dirección del fabricante, del importador o del vendedor; la denominación y descripción del producto; los usos a los que está destinado; las características; las instrucciones y advertencias de seguridad; las normas específicas de seguridad infantil; el grupo de edad recomendada; las condiciones de almacenamiento y mantenimiento, y que estén etiquetados en catalán y/o castellano.

   En los juguetes, además, ha de constar el marcaje CE, que indica que cumple las normas de seguridad; las advertencias que sólo se han de utilizar en el agua cuando el niño puede hacer pie y siempre que esté vigilado, en el caso de los juguetes náuticos; y la advertencia de que no se debe jugar cerca de líneas eléctricas, en el caso de las cometas y los juguetes voladores.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.