Los dos responsables del grupo Clave continúan tras su declaración en los calabozos de la Policía

Los dos responsables del grupo Clave Comunicación detenidos ayer en el marco de la operación Pasarela, Juan José Velasco y Alberto Vergés, han prestado declaración en sede policial durante esta mañana y tras ambas comparecencias continúan en los calabozos, donde también permanecen los ex gerentes del Instituto Balear de Turismo (Ibatur) Juan Carlos Alía y Raimundo Alabern, el ex secretario de esta empresa pública, Miquel Àngel Bonet, y el empresario de relaciones públicas Kamal Dorai.

Vergés, asistido por los letrados Ramón y Jaime Riutord, ha sido el primero en deponer durante más de dos horas ante la Policía y los fiscales Pedro Horrach y Miguel Ángel Subirán. Mientras, el otro socio propietario de Clave, Juan José Velasco, defendido por Josep de Luis, fue interrogado durante menos de una hora. Ambos continúan en dependencias policiales.

Según las investigaciones, Clave fue una de las empresas más beneficiadas con contratos durante la pasada legislatura y entre éstos habría más de cien presuntamente irregulares, al contar con presupuestos supuestamente inventados. En torno a estas cuestiones han sido interrogados los dos socios de esta empresa, registrada el pasado martes.

Por su parte, se encuentran a la espera de declarar Dorai, Alía y Alabern, quien se prevé como el último de los arrestados que preste hoy declaración, para mañana previsiblemente pasar a disposición judicial. El juzgado de instrucción número 12, mañana en funciones de guardia, deberá decidir sobre la situación procesal de los imputados una vez finalice su interrogatorio.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.