El Govern construirá 3.000 de las 5.000 VPO previstas antes de acabar la legislatura

 El conseller de Vivienda, Jaume Carbonero, ha reconocido hoy que la coyuntura de crisis económica, que ha llevado al estallido de la burbuja inmobiliaria, hará muy difícil llevar a cabo el compromiso adquirido por el Govern para iniciar hasta el final de la legislatura en torno a 5.000 viviendas de protección oficial con las que atender la demanda de viviendas asequibles en la comunidad.

   Así, en una entrevista concedida a IB3 Ràdio, recogida por Europa Press, el conseller ha admitido que el escenario actual permite asegurar que hasta el 2011 se iniciaran en las islas unas 3.000 viviendas públicas, y no 5.000 como se anunció cuando el sector de la construcción no se encontraba en una situación tan adversa y la economía no había entrado en recesión.

   En este sentido, el conseller ha remarcado que la situación delicada que atraviesan constructores y promotores también afecta al IBAVI, que, según ha admitido, se encuentra con dificultades a la hora de conseguir “financiación bancaria para poder hacer las viviendas”.

   Para compensar esta menor actividad en la edificación de nuevas viviendas, Carbonero ha aludido a las “muchas actuaciones” realizadas por la Conselleria en materia inmobiliaria y ha recordado que ya se han superado las 20.000 actuaciones previstas, y en lo que llevamos de año “ya llevamos realizado 23.737 acciones”, por lo que “terminaremos la legislatura con muchas más actuaciones de las previstas”.

   “Hemos incidido mucho en el campo de la rehabilitación de viviendas y de barrios”, ha apostillado, señalando estas actuaciones como una alternativa a la construcción de obra nueva, dadas las “grandes dificultades que hemos tenido para promover edificios de nueva planta porque no teníamos suelo”, ha admitido.

   Carbonero ha explicado que la Conselleria ha tenido que comprar suelo a promotores privados para hacer viviendas protegidas, y de forma paralela ha adquirido también inmuebles ya construidos como viviendas libres a promotores privados para su posterior calificación como VPO. En concreto, la Conselleria ha comprado 392 viviendas a promotores privados para convertirlas en vivienda pública.

STOCK DE PISOS VACÍOS

    En relación al importante stock de pisos vacíos que hay en Palma, Carbonero ha explicado que si bien es cierto que hay muchas residencias sin ocupar, éstas son “difícilmente consumibles”, por su elevado precio, en caso de salir a la venta o ofrecerse en alquiler. Lo que importa ahora, ha aclarado, es tener viviendas “asequibles, económicas y mucho más pequeñas que las que se han promovido en los últimos años”.

   “Es difícil que las familias con dificultades puedan adquirir estas viviendas porque están fuera de su poder adquisitivo”, ha remachado en referencia a los pisos vacíos. En otro sentido, Carbonero ha hecho mención al crecimiento de la demanda de la Renta Básica de Emancipación, y ha revelado que el Govern ha atendido 6.359 peticiones. En esta línea, ha asegurado, refiriéndose a la Primera Hipoteca, que “la demanda no ha bajado pero se detectan ciertas dificultades por parte de los bancos para otorgarlas”.

   La Primera Hipoteca es la “mejor fórmula para adquirir una vivienda desde el punto de vista financiero”, ha señalado Carbonero, quien ha detallado que en la actualidad “estamos en 1.725 hipotecas constituidas”. En este momento, ha concluido, “es necesario que la gente se plantee si es más conveniente comprar o alquilar”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.