Mejoran la calle de Son Espanyolet para ganar espacio para los peatones

El Ayuntamiento de Palma ha iniciado obras en la calle de Son Espanyolet, reordenando el espacio urbano en beneficio de los vecinos y peatones.

El proyecto que se está ejecutando nace como respuesta a la reivindicación de los vecinos de solucionar la falta de espacio para peatones y la voluntad de transformar el barrio en un lugar más amable por el goce de sus residentes. Cuando finalicen las obras, se dispondrá de aceras anchas por el paseo, accesibles y con nuevo pavimento, reordenación de los árboles y nuevo alumbrado.

La intervención permitirá dar solución a los problemas que presentaba la calle y que eran los siguientes: las aceras de la calle eran irregulares, ya que varían sus dimensiones a lo largo de su recorrido (desde 4 metros entre las calles de Morlà y Oliver hasta 1m en varios tramos entre las calles de Miquel Porcel y Contestí o entre Mazagan y Triana). Igualmente, las alineaciones arbrarias se encuentran quebradas a lo largo de la calle y el alumbrado está adosado a las fachadas.

En la primera fase de las obras se van a reformar las aceras de los números pares entre las calles de Morlà y Oporto y los números impares entre calles de Hondures y Company, y es precisamente en esos tramos a donde se instalará el nuevo alumbrado.

La obra cuenta con un presupuesto de unos 170.000 euros; empezó el pasado el lunes 21 de junio y tendrá una duración aproximada de 3 meses. EL “área de Infraestructuras es la responsable del proyecto.

La obra consiste en:

– la Mejora de la accesibilidad con la ampliación y renovación de los pavimentos de las aceras, y la supresión de barreras arquitectónicas con la creación de pasos elevados para peatones, en las intersecciones de las calles;

– la Mejora del arbolado y la reordenación del espacio, ampliando y renovando las aceras adaptándolas a los nuevos itinerarios para peatones.

– También se renovará el alumbrado que se sustituirá por uno nuevo más eficiente en aras a contribuir al ahorro de los recursos.

Es destacable la incorporación de un nuevo diseño a los pavimentos de aceras compuestos un adoquín de hormigón brancat y vidrio reciclado antideslizantes de 5 cm de espesura, especialmente de en Palma y que proporcionará una mejora de la accesibilidad, facilitará su mantenimiento y mejorará el embellecimiento del entorno. Este material está contemplado en el Manual de Estilo del Ayuntamiento de Palma.

Esta actuación garantizará el uso seguro callejeras, transformando el entorno en un lugar confortable adaptado al tráfico y a la vida del barrio.

La obra se completará con una segunda fase en el tramo comprendido entre las calles de Miquel Porcel y Honduras.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.