UM insta a prohibir el burka en Palma

 UM en Palma ha presentado una proposición instando al Ayuntamiento de Palma a prohibir, antes de seis meses, el uso del velo integral, el burka y el niqab en la calle y en los espacios públicos de la ciudad, así como en las instalaciones y equipamientos municipales.

   La formación también ha solicitado al consistorio que establezca el régimen sancionador correspondiente en caso de incumplimiento. Los nacionalistas hacen extensiva esta propuesta al uso de otro tipo de ropa o accesorios que cubran totalmente la cara e impidan la identificación y la comunicación visual.

   Sobre este tema se pronunció hace unas semanas el teniente de alcalde y concejal del área de Bienestar Social, Participación Ciudadana y Cultura, Eberhard Grosske, quien consideró que los municipios de Baleares no deberían entrar a regular el uso de símbolos religiosos como el burka, e indicó que, de hacerse, tendría que ser por ley, por lo que aseguró que el Ayuntamiento no desarrollará ordenanzas municipales en este sentido.

   Sin embargo, desde UM piden que Gobierno central y autonómico emprendan las reformas legales que sean necesarias para prohibir el uso de estas prendas, que cubren el rostro de las mujeres impidiendo su identificación, en los espacios o acontecimientos públicos, siempre que no tengan una finalidad estrictamente religiosa.

   Especialmente, precisa UM, cuando se trate de mujeres “obligadas” a cubrirse, por ser esta práctica “contraria a la dignidad de las mujeres” y “lesiona” la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres.

   Para UM, ocultar la presencia física de la mujer musulmana bajo un velo integral, ya sea con un burka o niqab, “atenta a la igualdad jurídica absoluta” entre hombres y mujeres, que garantiza la legalidad democrática vigente, y supone una “barrera para la socialización y la integración” de las mujeres pertenecientes a la comunidad musulmana.

   Por último, UM entiende que una sociedad libre y democrática no puede tolerar prácticas que se justifiquen con la “etiqueta de la tradición, la cultura o la religión”, si suponen el “desprecio, la sumisión y la degradación” de una parte de la sociedad, y especialmente de las mujeres.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.