Barceló antes de ser Barceló en Barcelona

El CaixaForum Barcelona y el Arts Santa Mònica muestran toda la trayectoria del pintor mallorquín Miquel Barceló con obras maestras, como La solitude organisative (2008), un autorretrato en que se muestra como un gorila, y piezas clave que no se han expuesto en 30 años, como Cadaverina.

“Es una oportunidad muy singular de ver toda la trayectoria de Barceló”, ha comentado uno de los comisarios de la muestra del Santa Mònica, Jaume Reus. En ese espacio se expone hasta el 26 de septiembre Barceló antes de Barceló. 1971-1982, una muestra del imaginario del joven artista, muy orgánico y pigmentado, bien enraizado en sus orígenes.

Muchas de sus obras de la época son cuadros vivos porque, obsesionado con el paso del tiempo, Barceló utiliza elementos orgánicos para sus cuadros y poder observar, así, la putrefacción.

Ese es el periodo más desconocido del artista, aseguraron los comisarios, que dedican un apartado a los libros pintados de Barceló, con los que hizo una exposición en 1980 en la Galería Metrònom de Barcelona. Se expusieron durante un sólo día y muchos no habían vuelto a salir a la luz. Cubiertos de pintura, los libros en manos del artista se convierten en un concepto escultórico.

La influencia de mundo del cómic –fue amigo de Nazario y Mariscal– también se percibe en un apartado de la muestra, por el estallido de color de los lienzos, sólo comparable al cuadro Bones notícies, collage que hizo cuando le comunicaron que había sido seleccionado para la Documenta de Kassel.

BARCELÓ NO RETROSPECTIVO

Esa “página inédita de la historia” que se muestra en el Santa Mònica, según ha dicho su director, Vicenç Altaió, se completa con la exposición del CaixaForum, que abarca las obras maestras hechas entre 1983 y 2009.

Barceló se negó a que fuese una retrospectiva, alegando que él todavía no ha acabado de pintar, ha comentado el director del área de cultura de la Obra Social de La Caixa, Ignasi Miró. La muestra ya se pudo ver en Madrid y tuvo 300.000 visitantes.

La comisaria de esta muestra, que se podrá ver desde este viernes y hasta el 9 de enero, Catherine Lampert, ha comentado que los seis apartados en los que ha dividido las obras no son cronológicos, porque “Barceló no es un artista que trabaje temas por épocas; vuelve una y otra vez a varios temas y técnicas”.

Entre las obras que se pueden ver en el CaixaForum, cuya puerta ya está custodiada por Gran elefant dret (2009), el elefante de bronce que hace el pino con la trompa, obra también de Barceló, destacan L’amour fou (1984), Mapa de carn (1982) y Autorretrato con perro (1983).

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.