El paro es el principal problema para los ciudadanos de Baleares

El paro es la principal preocupación para los ciudadanos de Baleares, seguida de la corrupción y los problemas económicos, según revela el barómetro autonómico del Centro de Investigaciones Sociológicos, publicado hoy tras entrevistar a 467 residentes de las islas.

Si se trata de ofrecer sólo una respuesta sobre el principal problema, el 47 por ciento de los consultados el desempleo es la principal problemática de las islas mientras que un 11,6 por ciento considera a la corrupción y el fraude como su principal preocupación, seguido de cerca por el 10,3 por ciento que considera la economía como el factor que más inquietud les genera. Por otro lado, la clase política es síntoma de preocupación para un 4,1 por ciento de los consultados.

Pudiendo ordenar entre los tres principales problemas –modo multirrespuesta–, el 69,4 por ciento señala al paro como lo que más les preocupa, seguido de los problemas de índole económico –para el 36,4 por ciento — y la inmigración es el tercer factor de inquietud con casi un 29 por ciento.

El cuarto lugar lo ocupa la corrupción y el fraude con un 25,1 por ciento, seguido de la clase política con un 11,6 por ciento y la inseguridad ciudadana, que obtiene en esta modalidad un 7,1%.

Además, el 60,8 por ciento de los ciudadanos de Baleares considera que la situación política general en estos momentos es ‘mala’ o ‘muy mala’, el 31,3 por ciento la define como ‘regular’ y sólo el 6,6 por ciento de los encuestados por el CIS en las islas la tilda de ‘buena’.

Cuando la pregunta se refiere a la situación política propia de las islas, un 56,9 por ciento de los consultados la define como ‘mala’ o ‘muy mala’, un 31,7 por ciento la califica como regular y únicamente un 8,8% entiende que es ‘buena’.

Preguntados por la corrupción, seis de cada diez encuestados (60,4 por ciento) considera que existen “más o menos” igual número de casos que en otras Comunidades Autónomas, frente al 31,5 por ciento que considera que existen más que en otros territorios y al 6,4 por ciento que opina que hay menos casos.

Además, casi la mitad de los ciudadanos (49 por ciento) estima que la corrupción está muy extendida en la política autonómica, porcentaje que se eleva hasta el 50,5 por ciento en el caso de la política nacional y se reduce al 45,2 por ciento en la política local. Por su parte, tres cada diez encuestados cree que está bastante extendida en la política autonómica (38,8 por ciento); en la nacional (35,3 por ciento) y en la local (31,7 por ciento).

ESCEPTICISMO SOBRE LA CAPACIDAD DE LA ECONOMÍA BALEAR

En cuanto a la situación económica, casi 8 de cada diez ciudadanos de Baleares –77,3 por ciento– considera mala o muy mala el momento actual mientras que 20,3 por ciento la define como regular. Únicamente un 1,7 por ciento entiende que la situación es ‘buena’. Además, un 74,7 por ciento considera que el momento económico ha empeorado.

Además, un 55 por ciento aprecia que la crisis económica incide ‘más o menos igual’ en Baleares que en el resto del país, frente a 26,8 por ciento que aprecia un mayor impacto en las islas de las dificultades económicas y un 15 por ciento que entiende que sus consecuencias son de menor medida que en el conjunto del país.

Por otro lado, un 61 por ciento entiende que la economía balear está ‘poco preparada’ para superar la actual coyuntura económica y 13,5 entiende que no ‘está nada preparada’ para salir de ella. Mientras, un 18,4 por ciento entiende que está bastante cualificada para superar la crisis.

LOS BALEARES QUIEREN MÁS AUTONOMÍA

En otro orden de cosas, el 32,5 por ciento entiende que la mejor organización territorial es tener un modelo de Estado con comunidades autónomas similar al existe actualmente frente a un 29,3 por ciento que aboga por mayor autonomía que en estos momentos para las comunidades. En contraposición, 12,2 por ciento sostiene como el mejor modelo un país sin autonomías y un 12,6 por ciento aconseja recortar la autonomía de las comunidades.

Sin embargo, cuando se trata del caso concreto de Baleares un 43,5 por ciento defiende una mayor autonomía para el archipiélago mientras que un 32,5 por ciento aconseja tener el mismo nivel de competencias actual. Frente a ello, un 17,6 por ciento entiende que la autonomía de Baleares debiera ser menor que en la actualidad.

Aunque más de la mitad de los encuestados consideran que la creación de las comunidades autónomas ha sido positiva, un 17,4 por ciento entiende que uno de los problemas que han derivado es el aumento del gasto público y un 15,7 por ciento aprecia que han fomentado ‘el separatismo’.

Por otro lado y sobre la pregunta de qué significa España para los encuestados, un 50,1 por ciento considera que es ‘su país’ y un 24,8 por ciento considera que es la nación de la que es ciudadano. Frente a ello, un 8,6 por ciento lo considera ‘un país ajeno’.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.