Afectados por el botellón se manifestarán todos los lunes hasta que haya una “solución definitiva”

Comerciantes, hoteleros y vecinos afectados por el fenómeno del botellón se manifestarán este lunes a partir de las 19.00 horas para exigir una “solución definitiva” a este tema, acto de protesta que repetirán todos los lunes hasta que el Ayuntamiento apruebe la ordenanza, a la que la junta de gobierno ya le ha dado el visto bueno, y que contempla la prohibición de ingerir alcohol en la calle por parte de menores de edad y de cualquier concentración de personas en la vía pública que pueda alterar el orden.

El presidente de la Asociación de Comerciantes e Industriales del Paseo Marítimo, Manuel Jiménez, ya advirtió que su paciencia se había “terminado” y criticó la “dejación de funciones” en esta materia por parte de la Autoridad Portuaria de Baleares y del consistorio palmesano, por lo que será en estos dos puntos en los que la marcha se detendrá para proceder a la lectura de un manifiesto.

Jiménez criticó en una rueda de prensa a principios de este mes que el Ayuntamiento se comprometiese a aprobar esta ordenanza en abril y, así, impedir la realización de botellones durante esta temporada turística y los consecuentes “perjuicios económicos” para los empresarios.

Al acto de protesta, que partirá desde el muelle de golondrinas y finalizará en Cort, se sumará este lunes el Instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB), que remarca que el 82 por ciento de la población de las islas está a favor de la prohibición del botellón.

No obstante, cabe señalar que la junta de gobierno de Cort ha aprobado el anteproyecto de ordenanza que impedirá las concentraciones masivas en la calle en el caso de que éstas supongan un deterioro de la tranquilidad o la salubridad del entorno, así como cuando se produzcan situaciones “denigrantes” para los peatones o se dificulte la utilización “normal” del espacio público y la circulación.

Además, según explicó la alcaldesa de Palma, Aina Calvo, se prohibirá con carácter preventivo la formación de concentraciones que puedan facilitar la repetición de estos supuestos en zonas en las que se declare una ‘situación de intervención social’, como podría ser el caso del Paseo Marítimo de Palma, entre las 22.00 y las 08.00 horas.

En este sentido, también se protegerán con mayor intensidad las zonas próximas a equipamientos sociosanitarios, hospitales y centros escolares, así como las que se caractericen por una especial relevancia turística, patrimonial o medioambiental.

Por su parte, el conseller de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs, aseguró el pasado jueves que la problemática derivada del botellón “no se arreglará con una ordenanza ni con una medida aislada”, si bien, según aseguró, el anteproyecto aprobado por la junta de gobierno de Cort constituye un “paso positivo” que “se debe aplaudir”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.