El propietario de Espiral elude ingresar en prisión tras abonar 100.000 euros de fianza

El propietario de la productora Espiral, Guillem Deyà, detenido el pasado martes por su presunta vinculación con el supuesto desvío de fondos públicos investigado dentro de la Operación Pasarela, ha eludido ingresar en prisión tras depositar hoy la fianza de 100.000 euros que el juez Juan Ignacio Lope Sola le impuso el jueves ante el posible riesgo de fuga del imputado.

La caución ha sido constituida mediante aval bancario. Por su parte, el letrado de Deyà, Gregorio San José, explicó que por el momento se encuentra estudiando el auto en el que el titular del Juzgado de Instrucción número 12 decretó la fianza, y no descarta que sea recurrida la resolución.

Deyà fue arrestado el mismo día en que también fue trasladado a dependencias de la Jefatura Superior de Policía el propietario de la empresa Centro de Comunicación Creativa, Bartolomé Morey, quien por su parte quedó en libertad sin fianza tras pasar a disposición judicial y prestar declaración ante el juez.

Se da la circunstancia de que la declaración de Morey, quien implicó al ex director gerente del Instituto Balear de Turismo (Ibatur) en los hechos indagados en esta presunta trama de corrupción, fue clave a la hora de que el juez decretase el pasado sábado el ingreso en prisión sin fianza para Alía. Se trata así del primer imputado que ha entrado en la cárcel en el marco de la Operación Pasarela.

Según las investigaciones del caso, Alía habría exigido comisiones de entre el 10 y el 15 por ciento por los diversos contratos adjudicados desde su departamento. El encausado dirigió el Ibatur de 2003 a 2004, cuando dimitió por haber cargado a las arcas públicas gastos de una delegación oficial del Govern en el club de alterne ‘Rasputín’ de Moscú durante un viaje promocional.

En total, quince personas han sido arrestadas en el marco de estas investigaciones. Así, además de Alía, Deyà y Morey, fueron arrestados el también ex gerente del Ibatur Raimundo Alabern, el ex secretario y ex asesor jurídico de la empresa pública, Miquel Àngel Bonet, uno de los socios propietarios del grupo Clave Comunicación, Juan Velasco, y el empresario de relaciones públicas Kamal Dorai.

También fueron detenidos el socio de Clave Alberto Vergés, cuatro jefes de diferentes secciones del Ibatur, F.T.B., L. S., A.G. y P.P.; el empresario de Gestora Balear de Negocios, José Calvo; el presunto testaferro de éste, Mariano Villalba, y la mujer de Kamal Dorai, Francisca J.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.