El PP recurre el auto que le impide personarse en el caso Palma Arena

El PP ha presentado este miércoles el recurso contra el auto dictado por el juez José Castro, en el que se denegaba la personación de este partido como acusación particular en el caso Palma Arena en el que está imputado, entre otros, el ex-presidente del Govern Jaume Matas, por unas supuestas irregularidades en la construcción del velódromo Palma Arena en la pasada legislatura.

Concretamente, en el recurso, interpuesto por el abogado de esta formación Ignacio Gordillo, el PP solicita la “abstención” de Castro en este proceso judicial al considerar que ha “perdido la imparcialidad que le es exigible en todo proceso”, al quedar “demostrado” en su auto su “enemistad” con el PP.

Así, los ‘populares’ recriminan al magistrado el hecho de que en su auto judicial no sólo impidiera a esta formación personarse como acusación particular al sentirse “perjudicada” en este proceso, sino que incluso señala que “la única posición que los gestores del PP pueden ocupar es la de autores imputados”.

De este modo, Castro apuntó que el PP de Baleares “tiene innegable derecho a defenderse de las imputaciones que sobre él puedan recaer, pero ocupando el lugar que le corresponde, que es el de de posible responsable civil subsidiario y para hacer frente a las derivaciones indemnizatorias que puedan declararse en su contra”.

Además, en el citado auto a raíz de la petición del PP de personarse como acusación particular en este caso, el magistrado llegó a decir en el Fundamento Jurídico Cuarto que en esta causa de supuesta corrupción urdida en la pasada legislatura hubo una “posible financiación ilegal del PP de Baleares y ocultación de gastos electorales”.

De este modo, en el citado recurso, el PP considera que estas expresiones de Castro suponen unas “gravísimas imputaciones” a esta formación, ya que “no se puede llegar a entender que una institución pública, como es un partido, se intente personar y la respuesta del instructor sea el decirle que puede ser imputado desde el punto de vista penal o responsable civil”.

Así, la formación presidida por José Ramón Bauzá recuerda que el artículo 10 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos garantiza el derecho a un juicio imparcial y, “como presupuesto del mismo a un juez o tribunal imparcial”, de forma que “sin la imparcialidad no puede existir el proceso debido o juicio justo”.

Además, recalca que el Tribunal Constitucional relaciona en su sentencia 145/88 la imparcialidad del juzgador con el derecho fundamental a un proceso con todas las garantías, entre las que se encuentran “aunque no se cite de manera expresa, el derecho a un juez imparcial, que constituye sin duda una garantía fundamental de la administración de Justicia en un Estado de Derecho”.

Asimismo, el PP expresa su “enorme preocupación” por el hecho de que Castro no haya admitido su personación como acusación particular en el caso Palma Arena, con el fin de “colaborar a investigar unos hechos de enorme trascendencia”, algo que, en su opinión, está “en contra de lo dispuesto en el propio ordenamiento jurídico”.

En este sentido, cita que tanto el Tribunal Constitucional, como el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos han reconocido que los partidos políticos expresan el “pluralismo político”, por lo que destacan su “papel esencial para el buen funcionamiento de la democracia”.

Por otra parte, el PP denuncia en su recurso que al negarse la personación en la causa a este partido se está poniendo en “entredicho” el artículo 24.1 de la Constitución, que garantiza el derecho a la tutela judicial efectiva, así como el derecho que todos (personas físicas y jurídicas) tienen de acceder a los tribunales para el ejercicio de las acciones.

EL PP SE SIENTE “PERJUDICADO Y OFENDIDO”

“El hecho de negar a una fuerza política personarse cuando

estima que ha sido ofendida y perjudicada por el desarrollo de los

hechos que se investigan en la causa afecta a un juicio con todas las garantías y al derecho a la tutela judicial efectiva”, insisten los ‘populares’.

En este sentido, el PP remarca que tras el auto del juez Castro emitido el pasado 16 de julio en el que se deniega a este partido personarse como acusación particular, es aún mayor el “convencimiento” de esta formación de que “está siendo perjudicada en la presente causa”.

Además, añade que “no hay que olvidar que ningún partido político puede delinquir”, por lo que, a su juicio, sería una “aberración jurídica” hablar de responsabilidad civil subsidiaria de una formación por las conductas de sus afiliados o simpatizantes”.

De esta manera, el PP defiende que lo evidente es que, conforme los artículos 109 y 110 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, “el auténtico perjudicado es el PP en su imagen y credibilidad y más aún tras el auto en que no se admite su personación como acusación particular por las desafortunadas expresiones vertidas por el juez instructor”, quien llega a criticar las “actitudes tibias” de algún partido ante la corrupción “en clara referencia al PP”.

“Estas expresiones están fuera del ámbito jurídico y, en su caso, entrarían a formar parte de la contienda política”, considera el PP, que denuncia su situación de “auténtica indefensión” al impedir su personación en una causa en la que aparece como “ofendido y perjudicado”, pese a lo cual, en la resolución “se le considera como imputado o incluso como responsable civil subsidiario”.

Así, destaca que en un Estado de Derecho “no puede existir mayor

indefensión”, razón por la cual suplica que se tenga por interpuesto

en tiempo y forma el recurso de reforma y subsidiario de apelación contra el auto de 16 de julio de 2010 “dejándose el mismo sin efecto y dictándose otro por el que se acuerde admitir al PP de Baleares como acusación”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.