Peligran los datos personales de los 83 millones de usuarios de Safari

Una falla de seguridad que permitiría a sitios maliciosos de Internet recoger información personal de los visitantes ha sido descubierta en el navegador Safari, de Apple.

La falla, que explota la capacidad ‘auto-completar’ del navegador, permite a los sitios web recopilar información como el nombre, correo electrónico, dirección, número de teléfono y lugar de trabajo de la persona que utiliza el ordenador, que muchos usuarios de Macintosh almacenan en su libreta de direcciones digital.

En un comunicado, Apple reconoció la última falla en Safari, pero no dio más información sobre cuándo lo solucionará. “Nos tomamos la seguridad y la privacidad muy en serio”, dijo la compañía. “Somos conscientes del problema y trabajando en una solución”, declaró al diario ‘The New York Times’.

DESCUBIERTO EN JUNIO

El investigador que descubrió la falla, Jeremiah Grossman, director de tecnología de la compañía de seguridad informática WhiteHat, dijo que optó por publicar la información en su blog tras notificar a Apple el problema el pasado junio.

Grossman dijo que recibió una respuesta automática de Apple a través del correo electrónico, pero que nunca se pusieron en contacto con él y advirtió que la falla es “fácil de explotar” en el navegador que, según sus estimaciones, utilizan 83 millones de internautas.

Los últimos datos de NetApplications le otorgan a Safari un 4,85% de cuota de mercado, por detrás de IE (60,32%), Firefox (23,81%), Chrome (7,24%) y superando a Opera (2,27%).

Algunos sitios web, como ‘9to5Mac’ han recomendado deshabilitar la opción ‘auto-completar’ hasta que la vulnerabilidad haya sido corregida.

APPLE Y LOS DATOS PERSONALES

Un fallo de seguridad de la operadora telefónica ATT, que tiene la exclusiva de la conexión 3G del iPad en Estados Unidos, provocó un agujero en el ‘tablet’ que ha dejado desprotegida la información personal de más de cien mil clientes.

Después de que el portalGawker publicara que un grupo de ‘hackers’ dedicados a la seguridad había obtenido la dirección de correo electrónico de 114.000 clientes del iPad, la operadora admitió el problema.

El grupo Goatse Security tuvo acceso a los números de identificación (ICC-ID) que estos clientes poseen para sus comunicaciones en la red de la operadora. Dado que estos números se generan secuencialmente, pudieron adivinar miles de ellos para, luego, aplicar un programa para extraer los datos.

Entre los afectados figuraban ejecutivos de empresas privadas como Dow Jones o Condé Nast, empleados del departamento de Justicia, personal del Senado y de la Cámara de Representantes, empleados de la Seguridad Nacional y numeroso personal militar.

ATT aseguró que la única información accesible fue la dirección de los correos electrónicos. La operadora afirmó que no se ha compartido información personal de las víctimas. Para clausurar la brecha de seguridad, la operadora decidió suspender temporalmente el servicio de mensajería.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.