El PP hace parar las obras del eje cívico de Santa Catalina

El Pleno del Ayuntamiento de Palma ha aprobado este lunes una Proposición del PP, con los votos de este grupo y de UM, y el rechazo del PSIB y el Bloc, mediante la cual ha acordado no continuar la ejecución de las obras del futuro ‘Eje cívico de Santa Catalina’, hasta que no se dé cumplimiento en todos sus términos a los acuerdos plenarios municipales alcanzados en los últimos meses en relación a este proyecto.

Durante el Pleno, el regidor ‘popular’ Carlos Veramendi ha señalado que en los Plenos municipales del pasado 22 de febrero y del 29 de marzo se aprobaron dos proposiciones presentadas por el PP, mediante las cuales se instaba al Consistorio a consensuar el uso de la calle Fábrica y a buscar soluciones de aparcamiento y circulación antes de comenzar las obras del ‘Eje Cívico de Santa Catalina’.

Sin embargo, Veramendi ha señalado que pese a la aprobación de estas iniciativas, el equipo de Gobierno municipal “no ha cumplido lo que se aprobó en los Plenos, continuando no tan sólo con la tramitación, sino incluso ha iniciado la ejecución de las citadas obras”.

Por el contrario, fuentes del Consistorio han informado de que, pese a la proposición aprobada esta mañana, el Gobierno municipal continuará los trabajos, dado que, a su juicio, sí que se están cumpliendo los dos acuerdos aprobados en el Pleno del 22 de febrero, en el sentido de que “se está consensuando con las asociaciones de vecinos y colectivos afectados el uso de la calle Fábrica, al tiempo que se han solucionado los problemas de circulación y aparcamiento instalando la zona ORA en este barrio palmesano antes de que se iniciaran las obras”.

En este sentido, las citadas fuentes han recordado que el Ayuntamiento ha constituido una comisión en la que participan los vecinos, comerciantes y restauradores de la calle Fábrica, con el fin de consensuar si finalmente se permite el tráfico rodado en este vial de Santa Catalina o se convierte en una calle peatonal.

Por su parte, Veramendi ha recordado que los representantes de las entidades cívicas, vecinales y de comercio de este barrio han manifestado públicamente la “total falta de información y consenso sobre este proyecto por parte del equipo de Gobierno municipal, así como su total y fuerte rechazo”, pese a lo cual, según ha censurado, se han continuado con las obras.

“INDIGNACIÓN VECINAL”

Así, ha dicho que el inicio de las obras el pasado 5 de julio “ha indignado más a los vecinos y las entidades cívicas de Santa Catalina, produciendo una fuerte crispación, que les ha llevado a movilizaciones llegando a exigir la dimisión del equipo de Gobierno municipal, así como también reclamando la paralización inmediata de las obras”.

Los trabajos del nuevo Eje Cívico de Santa Catalina cuentan con una inversión de 1,4 millones de euros y un plazo de ejecución de seis meses. Concretamente, esta obra se ejecutará en diferentes etapas, de manera que en la primera fase, iniciada el 5 de julio, y que durará unos tres meses, restringirá el tráfico de la calle Fábrica, en el tramo comprendido entre las calles Pou y Compte Barcelona. Posteriormente, el tráfico se restringirá entre la calle Pou y la Avenida Argentina.

El proyecto de mejora urbana de Santa Catalina, contempla, entre otras mejoras, la renovación de la red de drenaje de pluviales, la renovación de la red de agua potable, la sustitución del alcantarillado, la instalación de nuevo mobiliario urbano por convivir, la instalación de alumbrado público, mejoras en la accesibilidad, la dotación de nuevos pavimentos en la calle preparados tanto para peatones como para tráfico rodado, mejoras en la jardinería, nuevos contenedores sepultados y el soterramiento de líneas de baja tensión y telefonía.

1 Comentario

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.