El 35% de los empresarios de Balears prevé una mejoría de la situación económica a mediados del próximo año

Las principales empresas de las Islas Baleares han sufrido con gran intensidad la crisis económica, según se deprende del informe ‘Perspectivas Baleares’ elaborado por KPMG a partir de las opiniones de los principales directivos de la Comunidad y mediante una comparativa con la situación global del país.

Aunque el 96% de los directivos es consciente de que la crisis ha afectado en gran medida a las Islas Baleares, sólo el 24% tiene la percepción de que la situación es peor en Baleares. Sin embargo, y aunque más del 35% de los encuestados prevé una mejoría de la situación a mediados de 2011, el 22% considera que la situación se mantendrá inestable en un horizonte a medio plazo. Frente a ello, tan sólo el 4% prevé una mejora de la situación económica a finales de 2011, mientras que la mitad de los encuestados a nivel nacional tiene la misma percepción.

Dichas opiniones recogen la contracción de la actividad económica que registra un descenso del PIB del 3,2% frente a la caída del 3,1% de la media española. Durante el primer trimestre del presente año, la variación interanual siguió en negativo en Baleares (-2,7%), mientras que en el conjunto de la economía española se registraba un ligero crecimiento del +0,1% intertrimestral.

Sin embargo, esta diferencia no se ve reflejada en las opiniones de los directivos: el 90% considera que no hay grandes diferencias con respecto al conjunto del país y el 41% sitúa la previsión de mejora en el conjunto nacional en el plazo de un año. En comparación con la Unión Europea, el 73% de los encuestados considera que la crisis que comenzó en 2007 ha tenido mayores efectos negativos en el archipiélago balear que en el conjunto de Europa.

Eliseo Llamazares, Director de Auditoría de la oficina de KPMG en Baleares señala que “Según las perspectivas mencionadas en nuestro informe, Baleares presenta un cierto optimismo respecto a la salida de la crisis gracias a la evolución favorable de los principales países emisores del turismo de los que somos muy dependientes. Y puntualiza: “Aún así, para lograr este objetivo con éxito no hay que olvidar mejorar nuestro producto turístico y la inversión en I+D”

Aunque el 43% de los directivos prevé una caída en su facturación (el 53% espera un decrecimiento mayor del 5%), el 27% de los encuestados espera que sus ventas netas de 2010 crezcan con respecto a las del año anterior.

Medidas ante la crisis

El 82% de los empresarios de la Comunidad se ha visto obligado a realizar algún tipo de ajuste de costes frente a la crisis: de ellos, el 41% ha recortado plantillas y el 75% ha afrontado la situación mediante la rebaja de sus costes.

Durante el primer trimestre, la tasa de paro aumenta el 15,5% en las Islas Baleares con lo que supera la media nacional en un 2,4%. Ante esta situación, el 92% de los encuestados considera que las medidas fiscales adoptadas para 2010 no son la vía más adecuada para salir de la crisis.

Asimismo, el 43% considera que la principal medida a tomar pasa por un aumento en la calidad del sector turístico, clave en la Comunidad, mientras que el 27% confía en un impulso a la educación como apuesta frente a la crisis, seguida de una mayor inversión en I+D, con un 18%.

Construcción y turismo, los sectores más afectados

Según datos de Exceltur, el 44,2% del PIB de las Islas Baleares provenía del turismo durante 2007, mientras que el INE señalaba que el 11% correspondía al sector de la construcción.

Según lo recogido en el estudio, las perspectivas para ambos sectores no son muy favorables, ya que el 75% de sus directivos sitúa la mejoría a principios de la temporada de verano de 2011. Tan sólo el 13% confía en que la situación mejorará a corto plazo. Sin embargo, y pese a estas perspectivas negativas, el 44% de los directivos que trabajan en el sector turístico espera un crecimiento en las ventas netas de 2010.

El 17% de los empresarios de la construcción y el 44% del sector turismo esperan que su facturación crezca entre el 1% y el 5%.

La situación de crisis ha sido afrontada de manera diferente según los sectores. Más del 40% de las empresas reconoce haber llevado a cabo un recorte en sus gastos, mientras que el 36% y el 28% de las empresas de turismo y construcción, respectivamente, se han visto obligadas a reducir sus plantillas durante el último año. En el sector público, según los encuestados, a junio de 2010 no se habían recortado puestos de trabajo.

Frente a ellas, el 25% de los directivos del sector turismo y el 20% de ‘otros sectores’ (salvo construcción y sector público) aseguran no haber tenido necesidad de realizar ningún ajuste.

A la hora de analizar el cambio más influyente sobre la marcha del negocio, la mayoría de los encuestados (75% del sector turístico y 50% del sector de la construcción), considera que el inestable entorno europeo podría alterar la marcha de sus empresas.

En el sector público, la variable considerada más determinante es un cambio regulatorio aunque, dada la coyuntura actual, todos los sectores encuestados consideran que sus clientes son muy sensibles al precio.

Para el 43% de los directivos encuestados, el nuevo modelo económico de la Comunidad debería pasar por un aumento en la calidad del sector turístico. En líneas generales, los factores a los que los clientes tienen una mayor sensibilidad según los empresarios de Baleares consultados son el precio, con el 53% y el factor confianza, con el 20% de las opiniones.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.