El PP pide que la ordenanza del botellón prohíba la venta y publicidad de artículos que inciten a esta práctica

El Grupo Popular municipal ha pedido en la Comisión de Servicios a la Ciudadanía que la ordenanza reguladora del uso cívico de los espacios públicos prohíba la venta, promoción y publicidad de artículos que inciten a la práctica del botellón.

Esta es una de las proposiciones que el PP de Palma ha hecho para mejorar la ordenanza, que ha sido validada con el acuerdo de todos los grupos en la Comisión y que mañana será aprobada por unanimidad en el pleno del Ayuntamiento. A partir de ahí, deberá pasar por un periodo de exposición pública y de enmiendas para ser después aprobada definitivamente, previsiblemente en octubre de este año.

Durante la Comisión, los concejales del PP han hecho algunas propuestas de modificación de algunos artículos, principalmente de carácter jurídico. Una de ellas, ha sido la de prohibir la venta y publicidad de productos que inciten al botellón, tales como “recipientes, contenedores y otros artículos” que, junto a la bebida alcohólica, “conforman un lote de producto idóneo para la práctica del botellón”.

Los ‘populares’ han aportado como ejemplo de estas prácticas las fotografías de un establecimiento de la Platja de Palma en las que se observaba la exposición de cubos de diversos tamaños que son vendidos “en pack” con el alcohol, refresco y pajitas largas.

Por otra parte, el PP ha considerado que, tal y como esta redactada actualmente la ordenanza, celebraciones como la de la final del mundial de fútbol habrían estado prohibidas.

La ordenanza dicta que “quedan prohibidas las concentraciones que, o bien con carácter lúdico, o bien deportivo, o bien asociadas a la práctica del “botellón”, o bien de cualquier otro cariz, alteren gravemente la convivencia ciudadana”, y que, de este modo, “deterioren la tranquilidad del entorno” o “cuando la concentración impida o dificulte la utilización normal del espacio público y la circulación”, entre otros puntos.

En este sentido, el PP ha planteado la posibilidad de incluir un artículo en el que se marque que “tampoco se entenderán como objeto de prohibición de esta ordenanza aquellas concentraciones espontáneas que se deriven de festividades o acontecimientos de carácter extraordinario”.

SATISFACCIÓN DE LOS GRUPOS

En cualquier caso, los grupos municipales han expresado su “satisfacción” por el hecho de haber sido capaces de alcanzar un acuerdo unánime entre todas las fuerzas para sacar adelante este proyecto.

El concejal de Movilidad, José Hila (PSIB), ha destacado que el Ayuntamiento necesitaba de herramientas de prevención y sanción “más potentes” para regular el uso cívico del espacio público y, especialmente, para atajar el fenómeno del botellón.

El concejal de UM Juan Carlos Chavarría ha apuntado que se ha dado “un paso importante” para tratar de controlar la práctica del botellón y ha confiado en que esta ordenanza tenga vigencia en el tiempo.

La concejala del PP Sandra Fernández ha señalado que su formación política considera que la “única” manera de acabar con el botellón es por la vía del consenso. Asimismo, ha añadido que las peticiones básicas del PP están reflejadas en el texto, tales como que se reconociera la práctica del botellón y que se prohibiera.

En referencia a las demandas de vecinos y hoteleros que reclaman la prohibición total del consumo de alcohol en el calle, Fernández ha explicado que “ha sido voluntad de todos los grupos prohibir la práctica del botellón, pero no el consumo de alcohol en la vía pública” al entender que el hecho de que unas personas puedan estar tomando una cerveza en la calle tranquilamente “no molesta absolutamente a nadie”. No ocurre lo mismo, ha matizado, cuando se hace masivamente y se altera la convivencia ciudadana.

La presidenta de la Comisión y concejala de Cultura, Nanda Ramon (Bloc), ha hecho hincapié en que es importante “no criminalizar” ni a determinados colectivos, ni a formas de ocio alternativas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.