El nuevo parque de Bomberos de Palma funcionará plenamente a finales de 2010

El nuevo parque de bomberos de Palma, situado en Son Malferit, estará en pleno funcionamiento el último trimestre de 2010. De hecho ya se ha enviado el primer retén de efectivos allí y se ha iniciado el traslado del parque de Son Castelló hacia la nueva infraestructura.

El concejal de Seguridad Ciudadana de Palma, Antoni Donaire, y el jefe de los Bomberos de Palma, Manuel Nieto, han informado de ello en las nuevas instalaciones.

El nuevo parque tendrá un coste final de 121.200.788 euros que deberá abonar el Ayuntamiento, pese a que el precio de la construcción de la infraestructura y del material necesario es de 25 millones de euros.

El Ayuntamiento ha explicado que los equipos de gobierno de la pasada legislatura del Govern y del Ayuntamiento acordaron un sistema de pago por subarrendamiento, que se recoge en el convenio firmado entre la empresa pública CAIB Patrimoni y el Ayuntamiento, por el que el Consistorio deberá pagar un alquiler durante 30 años por utilizar las instalaciones.

De esta manera, la cifra final se elevará desde los 25 millones de euros hasta más de 121 millones. Pasados estos 30 años de alquiler, la infraestructura pasará a ser propiedad del Ayuntamiento.

El pago se hará por anualidades, que se abonarán antes del 30 de junio de cada año, exceptuando la anualidad de 2010, que se ejecutará antes del 30 de septiembre de este ejercicio.

Una vez firmado el contrato de subarrendamiento del nuevo parque central de Bomberos de Palma con CAIB Patrimoni, el Ayuntamiento ya puede hacer uso de las instalaciones y equipamientos. Por el momento, ya se ha destinado a las nuevas instalaciones el retén de Playa de Palma, que está formato por ocho bomberos y que ya opera desde el nuevo parque.

Además, se está habilitando el sistema informático. A lo largo de este mes se trasladará el resto de material informático, la parte administrativa y de los mandos, los servicios de comunicaciones y el almacén y las taquillas.

La previsión es que el parque de bomberos empiece a funcionar a pleno rendimiento durante el último trimestre del año. Antes, se acabará el traslado del mobiliario y el personal y se tendrán que llevar a cabo los cursos de formación a los bomberos, mediante los cuales se les explicará el funcionamiento de los nuevos materiales y elementos del parque.

9.204 METROS CUADRADOS DE SUPERFICIE

El nuevo parque de bomberos tiene una superficie de 9.204 metros cuadrados y está construido en un solar de 10.283 metros cuadrados. La zona de prácticas y maniobras ocupa 5.100 metros cuadrados y la altura del edificio es de 14,05 metros.

La nueva central está formada por dos edificios, uno principal y otro adyacente con la torre de maniobras. El principal está dividido en tres zonas: la sur, la central y la norte.

Así, en la zona sur están el sótano, en el que se encuentran el gimnasio, la piscina climatizada con un foso de siete metros para prácticas de submarinismo y vestuarios; la planta baja en la que están los garajes y sótanos; y la planta primera en la que están la cocina, comedor y lugar de guardia; y en la segunda, los dormitorios.

En la zona central están los aparcamientos en el sótano; la planta baja con las oficinas de administración, aulas y laboratorio de respiración; y la planta primera con la pista polideportiva.

La zona norte dispone en el sótano de más aparcamientos, la galería de entrenamientos y almacén general; y en la planta baja está la sala de exposiciones, museo, salón de actos y oficinas de los mandos.

CLÁUSULA PARA RESOLUCIONES JUDICIALES

El Ayuntamiento ha señalado que se ha incluido en el contrato una cláusula de subarrendamiento que indica que “la existencia de cualquier resolución, judicial o administrativa, que suponga la modificación del cálculo de los gastos o importe real de ejecución del contrato implicará, de forma automática, la reducción en la parte equivalente del precio pactado por el arrendamiento, con efectos desde la primera mensualidad”.

De esta manera, el Consistorio se asegura que cualquier resolución judicial o administrativa que se adopte beneficie al consistorio. Además, la torre de maniobras queda excluida del contrato de subarrendamiento hasta que se obtengan las preceptivas licencias municipales para su puesta en funcionamiento. Una vez se disponga de las mismas, formará parte del contrato.

Cabe recordar que la construcción de esta infraestructura está siendo objeto de una investigación judicial dentro del caso Bomsai. Está operación está relacionada con gestiones presuntamente irregulares llevadas a cabo en la pasada legislatura a través de CAIB Patrimoni S.A., que tiene por objeto la adquisición, venta y cesión de uso de terreno, así como la promoción de edificaciones y la gestión intermediaria de promoción de urbanizaciones.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.