El Govern pagó 360.000 euros a Trui por un evento de Tomeu Penya

El Instituto Balear de Turismo (Ibatur) abonó en 2007 un total de 360.000 euros al Grup Trui -cuyo propietario, Miquel Jaume, fue detenido en el marco de la Operación Pasarela- para patrocinar el evento Tomeu Penya Baleart Sofonic, pese a que las investigaciones del caso Ibatur apuntan a que el convenio suscrito para ello fue justificado con “casi dos legajos” y resuelto en “escasas” dos semanas, por lo que se encuentra bajo la lupa judicial dentro de este procedimiento.

Así se desprende de un extenso informe aportado por la Policía Nacional al Juzgado de Instrucción número 2, encargado de la causa, y que señala que el acuerdo fue justificado tan sólo con varios dossiers del evento, rótulos en un autobús y en furgonetas y con la inserción de diversos anuncios en revistas musicales.

Sin embargo, el informe, de cerca de cien páginas e incluido en el amplio sumario del caso, cuyo secreto ha sido levantado esta semana, destaca que “lo que más llama la atención” de la instrucción es la celeridad con que se resuelve el convenio, en dos semanas desde que se recibe la propuesta de colaboración de Miquel Jaume -quien se encuentra en libertad bajo fianza de 15.000 euros- hasta que se firma el acuerdo con el Ibatur.

El documento pone de manifiesto además que Trui recibió cinco contratos menores por un importe de 39.677 euros pese a que en ninguno quedó acreditada la realización del servicio. Es más, los investigadores observan la existencia de un “claro fraccionamiento” en el caso de dos de los contratos, relativos a la Feria Internacional de Turismo de 2007 y los cuales presentan la misma fecha de propuesta y aprobación del gasto, adjudicándose ambos a la misma empresa.

Se da la circunstancia de que también la empresa Feria Service, vinculada a Trui y administrada por el propio Jaume, resultó adjudicataria de convenios por más de 2,6 millones de euros para sufragar los gastos extras surgidos en ferias turísticas celebradas entre 2004 y 2007, pese a no existir justificación alguna de estos gastos. Incluso una de las partidas aprobadas, de 802.381 euros, se corresponde a gastos que ya habían sido satisfechos con más de 333.000 euros.

Esta empresa se benefició además, según la Policía, de siete contratos menores por un importe total de 55.860. El informe pone de manifiesto que en seis de ellos no existe “absolutamente” ningún documento que acredite la realización del servicio para el que se adjudicaron. Otras dos empresas, So i Effects y Musical Balear -administradas por los hijos de Jaume- fueron percibieron 48.613 euros por cinco contratos menores igualmente de forma presuntamente irregular.

Cabe recordar que Jaume, quien se enfrenta a los presuntos delitos de cohecho, fraude a la administración y falsedad en documento mercantil, eludió su ingreso en prisión tras abonar los 15.000 euros de fianza que el juez Juan Ignacio Lope Sola le impuso el pasado 21 de julio a petición del fiscal Juan Carrau. El empresario había permanecido dos días en los calabozos de la Policía Nacional, tras ser detenido después de que la policía y los fiscales anticorrupción registraran la sede de su grupo, ubicado en la calle Licorers del Polígono de Marratxí.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.