Michelle Obama finaliza sus vacaciones en España con una visita al Rey

La hija pequeña del presidente estadounidense Barack Obama y su mujer Michelle, Sasha, ha protagonizado el posado de la primera dama con los Reyes y la Princesa Doña Letizia en el Palacio de Marivent de Palma al insistir en querer salir en la foto oficial, llegando incluso a tirar del brazo del Rey Don Juan Carlos en el momento en que éste se disponía a acompañarla unos metros más allá para que se pudiera llevar a cabo la fotografía.

Sin embargo, tras insistir la niña, Michelle llamó a su hija, quien vestía un tutú amarillo y una camisa sin mangas color salmón, así como unas bailarinas doradas, y que se acercó a su madre para finalmente participar en el posado.

Fuentes de la Casa Real han informado de que en principio estaba previsto que la niña ni siquiera saludara a los Reyes, de forma que iba a salir por la puerta trasera del vehículo blindado en el que han llegado procedentes del aeropuerto de Palma de Mallorca, donde han sido recibidas a las 12.00 horas por el delegado del Gobierno en Baleares, Ramón Socías; el presidente del Govern balear, Francesc Antich; el Jefe de la Casa Real, Alberto Aza; el embajador de Estados Unidos en España Alan Solomon, y el de España en EEUU, el mallorquín Jorge Dezcállar.

Sin embargo, una vez han llegado a las 12.33 horas al Palacio de Marivent, la niña, en contra de lo que estaba previsto, fue la primera en salir por la misma puerta del vehículo por la que lo hizo su madre minutos después, de forma que lo primero que ha hecho el Rey ha sido saludar a la pequeña, haciéndole un gesto de broma en la cara y dándole dos besos.

Posteriormente, Don Juan Carlos saludó a Michelle Obama, ataviada con una falda de color salmón, coincidiendo con el de la camiseta de su hija, y con una blusa blanca sin mangas con dos grandes lazos atados uno en la espalda y otro en el hombro, así como las mismas bailarinas doradas que su hija. A continuación, tras saludar al monarca con dos besos, la niña y la madre dieron dos besos a la Reina, enfundada en un pantalón blanco y un blusón estampado y de tonalidades azules con manga de tres cuartos y zapatos de esparto.

Otra de las anécdotas se produjo cuando Doña Letizia salió del palacio, quedándose arriba sin bajar las escaleras y esperando a que Sus Majestades saludaran a la primera dama y a su hija, tras lo cual Don Juan Carlos, que vestía una camisa blanca sin corbata, chaqueta azul marino y pantalón gris, ha invitado a bajar a la Princesa de Asturias, que lucía un vestido blanco sin mangas y con zapatos de tacón, para finalmente saludar a Michelle y Sasha con dos besos.

Posteriormente, todos ellos han posado ante los 47 medios de comunicación acreditados y procedieron a entrar en Marivent para iniciar el almuerzo, compuesto por un gazpacho andaluz con guarnición, una suprema de rodaballo a la plancha, escalopines de ternera a la mostaza, arroz oriental con salteado de setas y tumbet mallorquín. Mientras tanto, de postre degustarán una selección de frutas cortadas con helado, todo ello regado con Marqués de Riscal (limousin blanco) y Remírez de Ganuza (reserva 2003).

Según han informado fuentes de la Casa Real, la Reina ha regalado a Michelle y a Sasha así como a la otra de sus hijas collares de artesanía balear, mientras que el Rey ha obsequiado a la primera dama estadounidense con semillas de productos de plantas hortícolas con el fin de que las pueda cultivar en su huerto de la Casa Blanca.

LA INFANTA ELENA SE SUMÓ AL CAFÉ A LAS 13.46 HORAS

Por su parte, la Infanta Elena ha llegado al Palacio de Marivente a las 13.46 horas para incorporarse al café, dado que su vuelo procedente de Madrid ha sufrido un retraso y no ha podido llegar a la hora del almuerzo. Por otro lado, llegan a Palma, la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, procedentes de Santiago de Compostela, con el fin de incorporarse a las vacaciones estivales de la Familia Real en la isla tras haber finalizado un tramo del camino de Santiago, mientras que el Príncipe de Asturias también llega a la capital balear, tras haber asistido en Bogotá a la toma de posesión del presidente electo, Juan Manuel Santos Calderón, que sustituye a Álvaro Uribe.

Michele Obama y su hija han abandonado el Palacio a las 14.11 horas dirección a Washington con un avión que, pese a lo que se había informado en un principio, no se trata del Air Force Two, según han informado a Europa Press fuentes de los servicios secretos de Estados Unidos. El despliegue estaba compuesto por cuatro vehículos chevrolet con lunas tintadas y cerca de una decena de coches camuflados de la policía, mientras que la comitiva iba escoltada por dos vehículos de la Guardia Civil.

De este modo, Michele y Sasha ponen así fin a sus vacaciones estivales en España, adonde llegaron el pasado miércoles para permancer cinco días en Málaga, donde se alojaron en el hotel Villa Padierna, un establecimiento de cinco estrellas gran lujo ubicado en la localidad malagueña de Benahavís y operado por la cadena Ritz Carlton.

Durante estos días, la familia Obama han visitado Málaga, Marbella, Granada y Ronda y, además de disfrutar de las playas de la Costa del Sol, han tenido tiempo incluso para bailar flamenco. Estas vacaciones coincidieron con el cumpleaños del presidente de EEUU, Barack Obama, que cumplió 49 años el pasado 4 de agosto, por lo que una vez en Washington, celebrarán este aniversario, al que también se sumará la hija mayor, que se encuentra en un campamento de verano.

La visita de las Obama a Palma ha generado una gran expectación mediática en la capital balear dado que para el almuerzo de los Reyes se han acreditado 47 medios, entre ellos cinco internacionales, y 67 periodistas. Además, alrededor del Palacio incluso un bar ha colocado un cartel que reza ‘Welcome Michelle’.

Alrededor del Palacio ha habido una gran despliegue policial, tanto de la Policía Nacional, que contó con francotiradores en los tejados de las viviendas adyacentes, así como con un helicóptero, mientras que la familia Obama ha venido acompañada de un gran número de agentes de los servicios secretos de EEUU.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.