El 90% de los controladores ratifica el acuerdo firmado entre USCA y AENA

El 89,07% de los controladores ha dado su respaldo al principio de acuerdo alcanzado entre AENA y USCA, sindicato mayoritario que agrupa al 95% de los 2.400 controladores del ente público, que servirá de base para la negociación del convenio colectivo y con el que ambas partes sellaron la paz el pasado viernes, tras más de seis meses de arduas negociaciones.

Del 90% de los controladores que acudieron a votar, un total de 1.811 controladores, 1.613 votaron a favor, tan sólo un 7,29% lo hizo en contra (132 votos) y un 3,64% se abstuvo (66 votos nulos o en blanco), informaron a Europa Press fuentes sindicales.

Tras el conocer el resultado de la votación, el secretario de Comunicación de USCA, César A. Álvarez, confirmó que las negociaciones para el segundo convenio colectivo se reanudarán a partir del 15 de septiembre.

“Confiamos en que antes de final de año tengamos el segundo convenio que el sector aéreo necesita para que vuelva la tranquilidad y podamos seguir trabajando con normalidad, estabilidad y calma”, afirmó en declaraciones a los medios a las puertas del centro de control de Torrejón de Ardoz (Madrid).

Cabo resaltó que ha quedado demostrado que “la negociación es la única vía para solucionar las cosas” y que se abre una “nueva etapa” en la que debe predominar “el diálogo para alcanzar un acuerdo definitivo, que recoja unas condiciones laborables dignas y estables”. “Así lo hemos entendido tanto los trabajadores como la empresa”, apuntó.

“Los afiliados han considerado que el acuerdo firmado por la junta directiva es un punto de partida importante y necesario para abordar con carácter de urgencia las negociaciones del segundo convenio colectivo en un clima de no excepción, como se había padecido en los últimos meses”, indicó USCA en un comunicado.

Para el vicepresidente de USCA, José Manuel Acevedo, la ratificación del acuerdo demuestra la “unión” del colectivo y el trabajo realizado durante los últimos meses, que califica de “especialmente duros para el colectivo por las condiciones de presión en las que se ha tenido que trabajar”.

Hay que recordar que el acuerdo fue posible cuando el comité ejecutivo de USCA aprobó desconvocar la anunciada huelga para agosto, condición requerida por el ente público para continuar con las negociaciones.

Los controladores votaron en asamblea en los 49 centros de trabajo y dependencias de control.

A partir de aquí, se reanudará la negociación para la firma del segundo convenio colectivo, donde será clave la distribución que AENA haga de la plantilla cuando las torres de control se liberalicen, advierten desde USCA, que insistirá en que el ente público les presente su plan empresarial en este sentido.

PUNTOS CLAVE DEL ACUERDO.

El acuerdo fija un salario medio de 200.000 euros al año hasta 2013 para los controladores operativos, y cuatro categorías de turnos –1.200 horas, 1.300 horas, 1.400 horas y 1.500 horas–, en función de la carga de trabajo de cada centro hasta un máximo de 1.670 horas anuales.

Además, contempla que en cualquiera de las dependencias donde sea necesario hacer más horas para cubrir el servicio –siempre hasta el máximo de 1.670 horas anuales contempladas en la ley– que éstas queden garantizadas por un procedimiento acordado entre ambas partes. Así, se podrían sumar de “carácter voluntario” 80 horas extras al año como máximo.

Para establecer la carga de trabajo de cada dependencia, se realizará una auditoría de los sectores y torres de control en la que participará Eurocontrol y se creará un grupo de trabajo, en colaboración con la Asociación Profesional de Controladores (Aprocta) para proponer mejoras respecto a la configuración de referencia de cada dependencia.

En cuanto a la cobertura de las bajas, se establece un doble sistema con el que programará servicios de guardia organizados para cubrir las incidencias que se produzcan durante el día y, por otra parte, aquellas incidencias que se produzcan 48 horas antes del cumplimiento del servicio se cubrirán “de forma voluntaria” por la limitación de dos servicios al mes y hasta agotar las 80 horas extras que permite la ley.

Para los controladores mayores de 57 años, apartados de las tareas de control tal y como establece la ley, AENA se ha comprometido a ofrecerles tareas no operativas.

Finalmente, en materia de formación se contempla la creación de un grupo de trabajo entre AENA y Aprocta para mejorar la formación continua, las competencias lingüísticas y el desarrollo de la carrera profesional.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.