El Ayuntamiento de Palma reparte 3.400 guías para fomentar la convivencia vecinal

El Ayuntamiento de Palma ha formado a más de 400 personas y ha repartido 3.400 guías para fomentar la convivencia y favorecer la resolución de los conflictos entre los vecinos, actuaciones que se han centrado en los barrios de Palma que cuentan con una mayor presencia de inmigrantes y que han supuesto un gasto aproximado de 60.000 euros, inversión realizada gracias a una subvención del Ministerio de Trabajo e Inmigración.

La guía busca fomentar el entendimiento y el diálogo entre los miembros de las diferentes barriadas, así como difundir las ordenanzas municipales y “recuperar el sentido de comunidad” que se ha perdido en los últimos tiempos con el “cambio de la movilidad”, ha explicado en rueda de prensa la coordinadora del área de Educación, Igualdad y Derechos Cívicos, Elena Quintana.

Quintana ha detallado que en un año se han realizado 33 sesiones formativas, centradas en zonas como Son Gotleu, Pere Garau, La Soledat o el Camp Redó. No obstante, este material también está dirigido a la sociedad de acogida de los inmigrantes para que sepan ver la diversidad “como fuente de enriquecimiento y no de conflicto”.

En cuanto a la problemática que presentan los vecinos, la regidora del área, Cristina Ferrer, ha señalado que versa sobre diferentes temas como residuos, ruidos o espacios comunes. Sin embargo, la coordinadora ha indicado que todos estos conflictos se consiguen solucionar “‘in situ’ y con sentido común”.

El Ayuntamiento volverá a presentar este proyecto a la próxima convocatoria de subvenciones del Ministerio con la intención de repetir esta experiencia.

La guía se ha editado en castellano, catalán, inglés y francés y usa un lenguaje y diseño que facilita la comprensión y el manejo por parte de los diferentes colectivos. Además, se puede consultar en pdf a través de la página web del Ayuntamiento.

PISOS PATERA

Por otra parte, la regidora de Igualdad se ha referido a la problemática de los denominados pisos patera y ha reconocido que este dilema no ha desaparecido en la capital balear. Asimismo, ha remarcado que para hacer frente a esto, todas las administraciones -estatal, autonómica y municipal- deben actuar de forma conjunta.

No obstante, ha señalado que la guía del consistorio no tenía como propósito “dirigirse directamente” al colectivo afectado por los pisos patera.

Preguntada por unas supuestas agresiones a personas de nacionalidad argelina en la zona de Pere Garau, Ferrer ha indicado desconocerlas aunque ha remarcado que el Ayuntamiento siempre ha respondido ante las peticiones de incremento de presencia policial en las diferentes barriadas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.