Caixa Rural Balears aprueba la fusión con Cajamar

La Asamblea General Extraordinaria de Caixa Rural de Balears ha aprobado -con 1.008 votos a favor, siete abstenciones y ningún voto en contra- la fusión con Cajamar Caja Rural, que sitúa a la entidad resultante, cabecera del Grupo Cooperativo Cajamar, en el puesto 16 del ranking nacional de entidades financieras, con más de 50.000 millones de euros de volumen de negocio.

Caixa Rural de Balears cuenta con 14.000 socios, de los cuales han acudido a la Asamblea 460 miembros, de los que 155 llevaban representaciones de otros socios para votar en su nombre, por lo que finalmente han votado un total de 1.015 socios. Del global de votaciones registradas, 1.008 han sido positivas a la fusión y otras siete han sido abstenciones (entre las que se incluyen tres votos de los representantes de las tres empresas que son socias de Caixa Rural Balears en el Grupo Caja Rural : Banco Cooperativo Español, Rural Servicios Informáticos (RSI) y Rural Grupo Asegurador).

La votación de esta operación con Cajamar Caja Rural, anunciada en julio, ha tenido lugar en la Asamblea General extraordinaria que se ha celebrado en el municipio de Campos (Mallorca).

La fusión, según destacaron ambas entidades al comienzo del proceso que está previsto concluya a finales de año, se plantea en el actual escenario de reestructuración del sistema financiero español, y del sector de las cajas rurales en particular, ante el que las dos coinciden “en la necesidad de diseñar e impulsar nuevas alianzas estratégicas que contribuyan a reforzar la posición competitiva del sector de cajas rurales en España”.

La suma de Caixa Rural de Balears y Cajamar Caja Rural mejora su posición en el mercado, consolida la política de diversificación de su actividad, aumenta la dimensión de la red comercial, refuerza las estructuras de gestión y aprovecha las economías de escala al tratarse de dos cajas rurales plenamente “complementarias”, puesto que “no existe solapamiento de oficinas ni de puestos de trabajo en su actual estructura territorial”.

En este sentido, los actuales servicios centrales de Caixa Rural Balears se convertirán en la sede institucional y de negocio de Cajamar Caja Rural en el archipiélago balear, en la que su máximo representante institucional será Gabriel Roca i Roca, actual presidente de Caixa Rural Balears, y su director y primer ejecutivo Antonio de Parellada Durán, director general de Caixa Rural Balears.

Con datos al cierre del primer trimestre del 2010, Caixa Rural Balears, entidad de referencia para el sector primario en Baleares, aportará a Cajamar Caja Rural un volumen de negocio próximo a mil millones de euros, unos activos totales de 614 millones de euros, 30 oficinas, 134 empleados, 33.000 clientes y más de 14.000 socios, de los que 12.500 son personas y 1.700 empresas.

Cajamar Caja Rural es la primera caja rural y primera cooperativa de crédito española y actualmente es la entidad cabecera del Grupo Cooperativo Cajamar, primer grupo de cooperativas de crédito y cajas rurales de España, del que ya forman parte otras cinco cajas rurales de la Comunidad Valenciana –Caja Campo, Caja Rural de Casinos, Caixa Albalat, Caixapetrer y Caixa Rural de Turís–, y que está abierto a la incorporación de más entidades.

La fusión de Caixa Rural Balears y Cajamar Caja Rural elevará su red comercial a 998 oficinas, con 5.100 empleados, 690.000 socios y más de 2,3 millones de clientes en Andalucía, Asturias, Aragón, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Región de Murcia, así como en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

El Grupo Caja Rural lamenta la desaparición de Caixa Rural Balears

El Grupo Caja Rural -formado por 73 cajas rurales que suponen el 80% de las que operan en España- ha lamentado la desaparición de la Caixa Rural Balears tras la aprobación de la fusión de la entidad con Cajamar Caja Rural en la Asamblea General celebrada en la localidad mallorquina de Campos.

En opinión del portavoz del Grupo Caja Rural, José Antonio Pérez, “los pocos socios que hoy han votado han asistido a la desaparición de Caixa Rural Balears. Seguramente han votado mal informados, cuando no manipulados, la desaparición de un buen instrumento para el desarrollo rural de las islas”.

“No entendemos muy bien la razón que les ha llevado a aceptar la fusión pues, si hablamos del tamaño de ambas entidades, el Grupo Caja Rural triplica a la caja absorbente. Si es por liquidez, el Grupo Caja Rural cuenta con más de 12.000 millones de euros líquidos frente a los 3.000 millones de la caja almeriense. Esto muestra claramente quién tiene capacidad de prestar a quién no. En lo que respecta a los beneficios netos, a fecha del mes de junio el Grupo Caja Rural obtuvo 127.000 millones de euros frente a unos escasos 22 millones, lo que supone un 600% o lo que es lo mismo seis veces cuando por tamaño la diferencia ser menor”, ha señalado la entidad.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.