Mario Hekke gana la Subida a San Salvador

Rompiendo el esquema tradicional de dos días de competición la séptima Subida a San Salvador se disputaba enteramente en la matinal del sábado reuniendo a un total de veintiocho participantes que resistieron estoicamente las altas temperaturas de un atípico verano.

Al volante de su Bango BRC O5 Evo Mario Hekke afrontaba la cita de “casa” con mucho optimismo aunque era sabedor de la rivalidad que iba a encontrase en esta carrera. El piloto de Porto Cristo tenía en mente acabar en el podio, vista la competencia, no obstante ya se libraba de uno de sus rivales, al no presentarse Gabi Arrabal a la prueba felanitxera por motivos personales.

En los entrenamientos Mario Hekke apostaba por coger confianza con su monoplaza y se quedaba a la espera de lo que hacían sus contrincantes marcando un tiempo ciertamente discreto en la primera de las tres ascensiones de prueba. En la segunda subida, y ya más metido en su papel rebajaba su crono en más de diez segundos y se hacía con el primer puesto. La tercera y última ascensión de entrenos le serviría para arriesgar un poco más, aunque ello no se reflejaba en su tiempo que empeoraba siendo superado por el Car Cross de Pons y el Audi A4 de Raúl Borreguero.

La moral del piloto de Jaume Vermell Náutica estaba a tope y su concentración era máxima antes de afrontar la cuarta, y que sería la decisiva subida de carrera. Instantes antes de iniciar la competencia el piloto germano era informado de que dos de sus máximos rivales habían abandonado por avería mecánica en la parte final del recorrido, de manera que la victoria estaba al alcance del piloto germano.

El piloto del Restaurante Sa Sal se empleaba a fondo y junto a su BRC realizaba una subida impecable y sin errores que le permitiría superar en más de dos segundos a Andrés Barceló, el único competidor que podía hacerle sombra, logrando de esta manera la segunda victoria absoluta de la temporada. Dicho resultado catapulta a Mario Hekke a la primera línea de la provisional. Y a falta de tres carreras, (Puigmajor, Ibiza y Pollença) deja el campeonato al rojo vivo y más abierto que nunca.

Mario Hekke nos comentaba tras finalizar la prueba:

“Aunque a algunos les haya parecido un paseo triunfal, para nosotros ha sido una prueba muy dura, el calor ha sido asfixiante y no hemos querido forzar la mecánica pensando más en el campeonato que tal vez con la victoria. Al no acudir Gabi Arrabal a la carrera y con los abandonos de Borreguero y Pons en la manga de carrera puede parecer que el triunfo ha sido fácil. No ha sido así, hemos tenido que luchar contra el crono y no hay que olvidarse de Barceló que no ha levantado el pie en ninguna de las cuatro subidas. He sabido que Gabi Arrabal no ha podido estar en la subida por problemas de salud, vaya desde aquí mi más sincero apoyo y espero que pueda estar al 100% en las próxima carrera.”

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.